Menú Buscar
Protestas independentistas en la Meridiana de Barcelona / TWITTER

El Govern alarga el permiso a los independentistas para cortar la Meridiana

La ANC solicita extender la autorización concedida por Interior para la polémica manifestación que finalizaba este viernes hasta el 18 de marzo

3 min

La Consejería de Interior de la Generalitat ha ampliado el permiso a los independentistas para seguir con los cortes de la avenida Meridiana de Barcelona hasta el 18 de marzo, tras 136 días de cortes, atropellos, disturbios e informes de la Guardia Urbana contrarios.

Los separatistas llevan desde el 14 de octubre, cuando se conoció la sentencia del juicio del procés, cortando una de las arterias principales de la ciudad y no fue hasta el 7 de diciembre que empezaron a pedir permisos. La última de estas autorizaciones terminaba el 28 de febrero, pero la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) ha requerido ampliar el plazo.

Batlle vs Buch

El teniente de alcalde de seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, denunció hace unas semanas que se trataba de “un abuso” y diversos informes de la policía municipal denuncian los problemas que ocasionan. En cambio, el responsable de Interior del Govern, Miquel Buch, sigue defendiendo los cortes independentistas acogiéndose a la Constitución y al derecho de manifestación.

Precisamente el texto de la Carta Magna limita la posibilidad de convocatoria a que ponga en riesgo la seguridad de las personas y en los últimos días ya se han producido varios altercados. El pasado martes, un motorista intentó atravesar los cortes que provocan una decena de personas, un día después de que un conductor tratara de atropellar a uno de los manifestantes. A esto, se suma la agresión a un periodista que el Govern aún no ha condenado, los enfrentamientos de los concentrados con las personas que quieren entrar o salir de la ciudad y los problemas de tráfico que eso genera.

Comerciantes y ciudadanos

Los bloqueos diarios durante dos horas han generado pérdidas de hasta el 40% en los comercios locales. Ante esta situación, la agrupación de botiguers Fundació Barcelona Comerç trató de negociar con el consejero catalán de Interior, Miquel Buch, y la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie. No obstante, los comerciantes recibieron un portazo de los dos: Buch y Paluzie.

Ante las evidencias de los disturbios causados por los cortes de Meridiana y la pasividad de Interior, dos entidades, Impulso Ciudadano y S’ha Acabat registraron el pasado miércoles en la Consejería de Interior de la Generalitat una petición, apoyada por más de 2.000 firmas, para que se ponga fin a la situación. Una reclamación que pese a contar con los avales presentados, el departamento dirigido por Buch ignora, prefiriendo ampliar el permiso, tal como requiere la ANC.

Destacadas en Política