Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Josep Maria Argimon, consejero catalán de Salud. La Generalitat se queja del Gobierno / EP

La Generalitat se queja de que la retirada de mascarillas no sea antes de Semana Santa

La Consejería de Salud le reprocha al Gobierno que debería haber tomado la medida hace semanas y lamenta que no se aplique ya en las escuelas

Ricard López
3 min

La Generalitat de Cataluña vuelve a quejarse de la gestión del Gobierno español en la pandemia de coronavirus. Esta vez, incluso, después de haber accedido a una de sus demandas recurrentes de las últimas semanas: retirar la obligatoriedad de llevar la mascarilla en interiores para prevenir contagios de coronavirus. La decisión del Ejecutivo central de levantar esta medida una vez haya pasado la Semana Santa tampoco ha sido del agrado de los dirigentes del Govern secesionista, que ahora le echan en cara que no sea antes del parón vacacional.

La Consejería de Salud de la Generalitat considera que no existe "ningún fundamento científico" que justifique mantener la obligatoriedad de las mascarillas hasta el 20 de abril, la fecha elegida por el Ministerio de Sanidad, a pesar de que sólo faltan dos semanas para que ocurra.

Excepciones: transporte público, hospitales y residencias

El departamento encabezado por el conseller Josep Maria Argimon (JxCat) ha valorado así la decisión del Gobierno. En un comunicado le reprocha que la medida se podría haber puesto en marcha hace ya semanas, empezando por los centros escolares y de forma gradual para ver su efecto, algo que el Govern había pedido varias veces, tanto en la Comisión de Salud Pública como en la Interterritorial, y en línea con la Sociedad Catalana de Pediatría.

La Generalitat, no obstante "valora positivamente" tener ya una fecha fijada, y también que se mantenga la obligatoriedad de las mascarillas más allá del 20 de abril en espacios sensibles y concurridos como el transporte público y donde hay población más vulnerable, como es el caso de los centros sanitarios y sociosanitarios.

Seguirán siendo recomendadas

Sin embargo, también se recomendará su uso en espacios cerrados de uso público en los que las personas transitan, como los comercios (centros comerciales, supermercados o tiendas); espacios cerrados en los que las personas permanecen tiempo sin comer ni beber (cines, teatros, salas de conciertos y museos) y en espacios cerrados en los que las personas permanecen un tiempo comiendo y bebiendo (bares, restaurantes y locales de ocio nocturno).