Menú Buscar
La profesora de la UB Helena Torroja (segunda por la derecha) en la Conferencia de la Sociedad Europa de Derecho Internacional celebrada en Atenas, a la que asistieron expertos en soberanismo / CG

Los expertos en soberanismo excluyen a los separatistas catalanes

Jueces de tribunales internacionales y de la ONU participaron en un congreso, con la profesora de la UB Helena Torroja como única ponente española, quien afirma que el ‘procés’ viola derechos humanos

20.09.2019 00:00 h.
5 min

“Discutir sobre si la libre determinación incluye un derecho de secesión no es simplemente un debate académico. Es mucho más grave. La paz, la justicia, los derechos humanos y nuestra sociedad están actualmente en peligro en toda Europa”. Así de contundente se expresa Helena Torroja Mateu, profesora agregada de Derecho Internacional Público de la Universidad de Barcelona (UB), la única ponente española en la Conferencia Anual de la Sociedad Europea de Derecho Internacional celebrada en Atenas (Grecia) los pasados días 12 a 14 de septiembre.

Se trata de uno de los foros jurídicos internacionales más prestigiosos del mundo, y este año dedicó sus sesiones al tema Soberanía: ¿Un concepto en estado de fluctuación. Más de 300 personas asistieron a estas jornadas, que congregó a 90 oradores de 30 países, entre ellos jueces de la Corte Internacional de Justicia, el Tribunal del Derecho del Mar, la Corte Penal Internacional y de otros órganos de Naciones Unidas, jueces de cortes supremas nacionales y directores jurídicos de ministerios de Relaciones Exteriores y Organismos Internacionales.

Las falsedades del 'procés'

La profesora Torroja pronunció la conferencia Autodeterminación de los pueblos versus derechos humanos en democracias liberales. El caso de Cataluña.

La experta demostró con argumentos jurídicos las falsedades del llamado procés, cuyos principales impulsores intelectuales brillaron por su ausencia. A pesar de su labor de propaganda internacional, que invoca supuestas resoluciones de la justicia europea y de Naciones Unidas en contra del Estado español, ningún dirigente independentista estuvo presente en este foro.

Imagen de la campaña sobre el aniversario del referéndum que realizó la Nothingad Comunicació, SL / CG
Imagen de la campaña sobre el aniversario del referéndum / CG

“El derecho a la autodeterminación externa no se aplica en Cataluña ni a ninguna minoría dentro de un Estado; sus titulares exclusivos son los pueblos coloniales y ocupados. Bajo ninguna circunstancia la norma incluye el derecho a la separación del Estado. Por el contrario, protege su integridad territorial. La secesión como remedio es una doctrina sin fundamento jurídico, aunque algunos autores la defienden como lege ferenda (para una futura reforma de la ley)”, manifestó Torroja en su intervención.

Una violación de los derechos humanos

Y advirtió: “Cuando una parte de la población de una democracia liberal, como España, reclama y exige el derecho a la autodeterminación contra su Constitución, supone una violación de los derechos humanos fundamentales de toda la población de ese Estado, incluidas las personas que no quieren la secesión en el territorio en cuestión. Cualquiera que haga afirmaciones tan erróneas en el contexto de un Estado miembro de la UE no respeta el Estado de Derecho. Exhibe errores importantes en su método científico, y está bajo la influencia, desinteresada o no, de las fuerzas secesionistas”.

El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, en el Foro Crans Montana, en Ginebra, capital de Suiza / EFE
El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, en el Foro Crans Montana, en Ginebra, capital de Suiza / EFE

Advirtió que, en Cataluña, existe una sociedad dividida. En este sentido, explicó que entre un 50 y un 51% de la población “exige su derecho a la democracia, el respeto a la Constitución y sus derechos humanos básicos”, pero estos derechos “fueron violados por las leyes del referéndum y para la desconexión, aprobadas los días 6 y 7 de septiembre de 2017, respectivamente”. En paralelo, entre un 49% y un 50% de la población “está exigiendo su derecho sui generis a la democracia, contra los estándares y principios de la UE. Reclaman su derecho al respeto de una norma internacional inexistente, bajo el liderazgo de los políticos que les mintieron. Y lo que es peor, fomentaron el inicio de una especie de nacionalismo étnico excluyente, algo que pensábamos que había sido borrado de Europa occidental y oriental”.

La profesora negó que Cataluña forme parte de un “Estado opresor”, como afirman los independentistas. “Es lo contrario, el Gobierno catalán, en un Estado tan descentralizado como es España, es el que viola con su proceso secesionista los derechos fundamentales de una parte de la población catalana, así como el derecho colectivo fundamental a la libre determinación interna de toda la población española".