Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Laura Borràs, presidenta del Parlamento catalán / EP

El exjefe de Laura Borràs cuestiona su trayectoria académica

El catedrático de Literatura de la UB, Jordi Llovet, repasa en su perfil de Facebook los intentos de la presidenta del Parlament de medrar tanto a nivel universitario como político

11 min

Jordi Llovet ensayista y catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada de la Universitat de Barcelona (UB), ha publicado una entrada en su perfil de Facebook en la que cuestiona la trayectoria académica de Laura Borràs y repasa los intentos fallidos de la presidenta del Parlament

Llovet analiza el currículum académico de Laura Borràs (LB), "que es el único que conozco con toda seguridad de su biografía". Asegura que tuvo que incorporarla a su equipo de profesores en la UB, una vez doctorada, "si yo quería que el departamento de Románicas sacara a concurso una cátedra de mi especialidad, Literatura Comparada. Y así lo hice. Fue una condición sine qua non. Uno de los miembros de la comisión que debía elegirla (por imperativo de la jefa del departamento de Románicas y profesora Anna Maria Mussons, que estaba encantada con LB), Biel Oliver, no se presentó en la sesión. Me dijo que no podía votar a una persona que había hecho una tesis doctoral de Filología Románica Medieval sin saber ni latín, ni provenzal, ni francés o catalán antiguos".

llovet borras
llovet borras

Al no comparecer Oliver "el resultado de la votación pudo hacer fracasar la candidatura de LB, pero la voté de acuerdo con lo que ya he explicado. Todo lo que ha pasado más tarde en la vida de LB es por tanto, al menos en parte, culpa mía". Borràs "pasó varios años ejerciendo la docencia de Introducción a los Estudios Literarios, pero, a la vista de que yo no quería que hiciera cursos de especialidad ―porque tenía clara noticia de su escasa competencia como profesora― redujo su dedicación a nuestra facultad". Al cabo de los años se presentó a unas oposiciones para ser profesora titular, junto con su colega David Viñas, "y la sesión fue turbulenta. David Viñas fue muy superior, presentando una memoria y un proyecto docente mucho más sólidos que los de LB".

En el fondo de la sala, en la Facultad de Letras, había una delegación de la familia de la política independentista "que estuvo abucheando y blandiendo pancartas que decían que aquel tribunal estaba ´amañado' y que estábamos cometiendo una injusticia al otorgar la plaza a David Viñas y no en LB. Pude llamar al servicio de seguridad para que desalojaran a los llamativos, pero no lo hice; no quería más bronca y, al fin y al cabo, quien debía votar era la comisión y no los parientes de LB.

"Ganó la plaza David Viñas "y no fue fácil: LB había hablado con uno de los hombres fuertes del área de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, Darío Villanueva, que había presionado a uno de los miembros del tribunal, David Pujante. Si éste hubiera votado a LB, ella habría ganado la plaza; pero las diferencias en la memoria y en las exposiciones de ambos candidatos fueron tan obvias, que Pujante se decantó finalmente por votar a Viñas".

"Sabía muy pocas cosas de literatura"

LB se quedó en la facultad compartiendo dos asignaturas de 12 créditos, quizás sólo una, a un grupo de tarde. Ella, viendo que si no hacía asignaturas de especialidad no prosperaría, me pidió repetidas veces que se les otorgara. No lo hice, como ya he dicho, porque desde que la tuve de alumno, después miembro de mi equipo, y colaboradora en el Instituto de Humanidades, me había dado cuenta de que sabía muy pocas cosas de literatura, y que su especialidad era cada vez más algo que no entraba en consideración según los planes de estudio de nuestra facultad: el uso de la informática en la enseñanza de la literatura. "Sea como fuere, el hecho fue que LB no fue nunca una buena profesora, a pesar de un grupo de opiniones contrarias, que respeto".

Viendo que en la facultad de Letras tenía poco recorrido "se fue a completar la docencia en la UOC, donde creó, en colaboración con la UB, el centro llamado Hermeneia, en el que empezó a trabajar con la asistencia de Isaías Herrero, la persona que al cabo de los años siguió las instrucciones de LB para la elaboración de contratos supuestamente ilegales cuando LB era directora de la Institución de las Letras Catalanas (ILC).

Llovet relata los contactos de Borràs con miembros de la "vieja guardia" convergente en el desaparecido restaurante Lázaro  de la calle de Aribau. Entre los asíduos estaban los exconsellers Francesc Sanuy, Joan Guitart y Macià Alavedra, entre otros.

Las cosas se torcieron en la UOC

En la UOC, siempre según la versión del profesor, "las cosas se le torciaron porque, supuestamente ―conste que de esto no tengo pruebas― desvió impropiamente un dinero hacia la entidad que había fundado, Hermeneia. No se les quedaba ella, que yo sepa ―estoy seguro de que nunca se ha apropiado de ningún dinero público a título personal―, pero fue una operación que disgustó a las autoridades de la UOC. También, según noticias que no puedo demostrar, fue despedida de la UOC, de la que, por lo que también me contaron, tuvo que ser desalojada con la colaboración de los guardias de seguridad. La UOC nunca ha comentado aquellos hechos: así se tapan siempre las vergüenzas las universidades, en general".

Pasados ​​pocos años, LB vio una oportunidad en la convocatoria de las becas Serra y Húnter (UB) y se presentó. Sucedió lo mismo que en las oposiciones de Titular que había perdido tiempo atrás. Había dos candidatas, y otra, una chica italiana muy bien preparada, presentó ante el tribunal unos méritos históricos inferiores a los de LB, pero en cambio un proyecto investigador muy sólido. El de LB consistió en un montón de vaguedades, ya de lleno en el mundo de la informática ligada a la literatura. Perdió la plaza". LB presentó de inmediato una queja a las instancias universitarias "que llegó al Rector, que le tenía una gran simpatía.

"Pocos días después de aquella sesión, en el funeral de Martí de Riquer en el Tanatorio de Les Corts, el Rector me preguntó qué había pasado con esa beca, y si no se había cometido una injusticia". El recurso que había presentado LB no prosperó.

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Miguel Ángel Gimeno, en la II Cumbre contra la corrupción
La presidenta del Parlament, Laura Borràs, y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Miguel Ángel Gimeno, en la II Cumbre contra la corrupción

Hace menos de dos años, Borràs "consiguió una plaza de Titular ―una plaza de funcionaria del Estado español― en la facultad de Pedagogía de la UB , que ya no le quitará nadie a menos que sea inhabilitada si es juzgada y condenada. No sé más cosas, pero siempre tuve la impresión de que LB poseía una ambición que se encontraba muy por encima de su categoría profesional".

"Quizás puedo añadir que ahora ninguno de sus cargos políticos le viene grande", dada la "degradación de la vida política en Cataluña desde las tristes sesiones del Parlament en septiembre de 2017". Su resistencia numantina a permanecer en el cargo de presidenta del Parlament, añade Llovet, "sólo es una estrategia para movilizar otra vez a las masas independentistas ―ahora mermadas, yo diría, porque ya hemos sabido y hemos visto demasiadas cosas indignas― y conseguir una pena rebajada".

"No he querido en ningún momento herir o insultar a su persona. Me parece que me he limitado a exponer unos hechos ―sin valor incriminatorio alguno en el juicio que quizá le espera―, porque no soy nadie para usurpar las competencias de los jueces del TSJC. He escrito esto para ofrecer solo una información del todo ajena a la causa que tiene abierta en estos momentos LB, la segunda autoridad de Cataluña, y para que la opinión de quienes lo leerán evalúen, si les parece bien, la enrevesada personalidad de Laura Borrás Castanyer".