Menú Buscar
Manifestación en contra de la imposición del catalán en Baleares

Denuncian la exclusión de 265 sanitarios baleares por no acreditar el catalán

Actúa Baleares afirma que las islas "pueden quedar desabastecidas de personal sanitario si se sigue intensificando la exclusión catalanista"

4 min

El partido Actúa Baleares ha criticado hoy que un total de 265 técnicos de Radioterapia y de Anatomía Patológica –160 en el primer caso y 105 en la segunda especialidad–, han sido excluidos de una bolsa de trabajo del servicio de salud de las Islas Baleares por no acreditar un suficiente conocimiento del catalán.

Según este partido, los listados provisionales de Técnicos de Radioterapia señalan que "de los 162 profesionales excluidos, 160 lo han sido por no acreditar el catalán con sólo 18 admitidos". En cuanto a los Técnicos de Anatomía Patológica, Actúa Baleares denuncia que "los datos son igualmente escalofriantes: de 108 excluidos 105 lo han sido por no acreditar el catalán". 

Contra la imposición del catalán

El nuevo partido, que se opone a la imposición del catalán en las islas, ha exigido explicaciones al Govern balear por estos hechos, ya que Baleares "puede quedar desabastecida de personal sanitario si se sigue intensificando la exclusión catalanista", ha afirmado el presidente de Actúa Baleares y expresidente de la Fundación Círculo Balear, Jorge Campos.

Asimismo, el presidente de este partido ha asegurado que su nueva formación "sí que solucionará este problema eliminando el requisito del conocimiento de la lengua catalana para acceder a la función pública y proponiendo una reforma del procedimiento de oposiciones que no permita esta exclusión". "Los nacionalistas nos encontrarán en frente en cada intento de implantar estas medidas que atentan gravemente contra la libertad" ha recalcado Campos, que muestra sus intenciones de posicionarse como el partido más beligerante contra el pancatalanismo en las islas. 

Manifestación en Palma

La decisión del gobierno liderado por Francina Armengol ya ha provocado las primeras movilizaciones ciudadanas contra sus medidas en materia linguística. La ciudad de Palma acogerá este domingo una manifestación convocada por la entidad cívica Mos Movem para protestar contra la exigencia del requisito del catalán en la sanidad pública.

La protesta de una parte de la población de las islas ha surgido a raíz de la polémica decisión del Govern balear de tramitar de urgencia el decreto sobre el conocimiento del catalán en la sanidad, que obligará a los médicos y enfermeros a tener la titulación de catalán nivel B1 (elemental) y A2 (básico) para los auxiliares de enfermería.

Polémico decreto

Los que ganen una plaza en las oposiciones sin tener de partida esos grados de conocimiento tendrán dos años para alcanzarlos. De no ser así, tendrán restringidos los traslados, la promoción interna y el acceso a la carrera profesional, lo que supone el acceso a una serie de pluses, entre ellos los complementos salariales aparejados a las plazas fijas.

Ahora bien, quienes ya tengan reconocido su derecho a la carrera profesional no estarán sometidos a estos requisitos.

La presidenta del Govern balear –integrado por el PSOE y la formación econacionalista MÉS–, Francina Armengol, ha recalcado esta semana que el borrador del decreto fue aprobado por la Mesa Sectorial de Sanidad con el voto favorable del 65 % de los sindicatos y ha defendido el uso del catalán en la sanidad pública y los "derechos lingüísticos" de pacientes y ciudadanos.