Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los eurodiputados Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí en la Eurocámara / EP

La Eurocámara mantiene investigar los posibles vínculos del Kremlin con el 'procés'

A pesar de los votos en contra de Izquierda Unida (IU), Junts per Catalunya, ERC, Bildu y PNV

3 min

El Parlamento Europeo ha votado este martes a favor de mantener la petición de investigar los vínculos del Kremlin con el independentismo catalán pese a los votos en contra de Izquierda Unida (IU), Junts per Catalunya (JxCat) ERC, Bildu y PNV, después de que el grupo de La Izquierda impulsara la retirada de esta referencia en el informe sobre desinformación e interferencias extranjeras en procesos democráticos en la UE.

La iniciativa del grupo que engloba a Podemos e IU para borrar la mención a los lazos de Rusia y el secesionismo catalán ha sido rechazada por una amplia mayoría de la Eurocámara, si bien entre los parlamentarios que lo han apoyado se encuentran los de IU, Sira Rego y Manu Pineda, así como el de Bildu, Pernando Barrena, la de PNV, Izaskun Bilbao, y el de ERC, Jordi Solé.

Podemos se abstiene

Los tres eurodiputados de Junts, Carles Puigdemont, Toni Comin y Clara Ponsati, se han sumado a esta petición, mientras que los eurodiputados de Podemos, Idoia Villanueva, María Eugenia Rodríguez Palop y Miguel Urban, se han abstenido.

Fuentes de IU han explicado a Europa Press que las acusaciones de vinculación entre Rusia y dirigentes independentistas catalanes nunca han sido probadas, motivo por el que han votando en contra de su inclusión en el informe.

Doble rasero

Igualmente han rechazado poner a la misma altura las "especulaciones" sobre el independentismo con "la relación probada entre organizaciones de extrema derecha y Putin", ya que el informe pide investigar los nexos del Kremlin con la Lega de Mateo Salvini, Fidesz del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, o Alternativa para Alemania (AfD), entre otros.

El informe definitivo aún tiene que votarse en su conjunto este miércoles pero se da por segura su aprobación en pleno, pues cuenta con el apoyo de los grupos mayoritarios y ya salió adelante con esta redacción cuando se votó en la comisión sobre injerencias con 25 votos a favor, 8 en contra y una abstención.