Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Rusia, Vladimir Putin / EP

La embajada rusa en España se mofa de los 'planes bélicos' del asesor de Puigdemont

En un comunicado publicado en Twitter, aseguran que "hace falta añadir dos ceros al número de soldados" que iba a mandar el Kremlin

3 min

La embajada de Rusia en España se ha pronunciado sobre el escándalo que relaciona al presidente ruso, Vladimir Putin, con el ofrecimiento de 10.000 soldados rusos a Víctor Terradellas, el cerebro de la financiación del procés, disponibles para Carles Puigdemont.

En un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter, la embajada se mofa de los planes bélicos de los políticos independentistas una vez se hubiera hecho oficial la DUI. Tal y como expresan en el escrito, la información está "incompleta" y "hace falta añadir dos ceros al número de soldados".

Las burlas de la embajada rusa

"Ojo: la información aparecida en los medios españoles sobre la llegada de 10.000 soldados rusos a Cataluña está incompleta", anuncia el tuit de la embajada rusa en España. "Hace falta añadir dos ceros al número de soldados", continúa la mofa.

"Lo más impactante de toda esta conspiración: las tropas deberían ser transportadas por aviones Mosca y Chato ensamblados en Cataluña durante la Guerra Civil y escondidas en un lugar seguro de la sierra catalana hasta recibir, a través de estas publicaciones, la orden cifrada de actuar", reza el burlesco texto.

Los planes de Terradellas

Tanto el sumario sobre el desvío de fondos de la Diputación de Barcelona, como los autos del titular del Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona sobre las detenciones practicadas hoy, incluyen grabaciones e informes de la Guardia Civil entre Terradellas y Puigdemont que apuntan a la capacidad del cerebro financiero para incluir Cataluña en el proyecto ruso de desestabilización de la Unión Europea.

Cuando el expresidente dudaba entre convocar elecciones o aprobar la DUI, Terradellas le presionó para hacer una videoconferencia con Putin. Pero, ante la resistencia de Puigdemont, el “conseguidor” afirma que “nos habían garantizado declaración esta tarde, Gorvachov. Dinero por parte chino. Te pedíamos apurar. A las 5 venía el emisario de Putín. Estamos en la puerta del Palau. Nos debes recibir”.

La Guardia Civil también reproduce más presiones por parte de Terradellas. “De no ser internacionalizado el conflicto (con la declaración de independencia), toda represión seguirá siendo un conflicto interno español y mientras sea asunto interno nadie de la comunidad internacional mediará”.