Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Profesores

Educació insta a los directores de escuelas e institutos a incumplir la sentencia del Supremo

El consejero Josep Cambray se dirige por correo a los centros para que desoigan la resolución que obliga a impartir el 25% de clases en español

3 min

La Consejería de Educación sigue presionando a la comunidad educativa tras el auto del Tribunal Supremo que tumba la inmersión lingüística en Cataluña. Tras la carta remitida a los docentes para que hagan oídos sordos a la resolución que obliga a impartir el 25% de clases en castellano, el Departamento dirigido por Josep Cambraha enviado un correo electrónico firmado por el propio conseller en que conmina a desobedecer el mandato judicial.

"Esta sentencia es un grave ataque a los cimientos del modelo de escuela catalana, hecho desde un tribunal alejado y desconocedor de la realidad sociolingüística de los centros educativos", reza el escrito. Una visión radicalmente contraria a la de las asociaciones a favor del bilingüismo, que han celebrado la resolución "histórica" del alto tribunal.

Situación "anómala"

"El aprendizaje de las lenguas no va de porcentajes, y menos en un momento de transformación educativa y pedagógica, en que la mayoría de los centros ya no basan su aprendizaje solo en clases magistrales. Que sea un juez quien determine de manera arbitraria el porcentaje de horas que hace falta para aprender una lengua es una anomalía y representa un menosprecio a los profesionales de la educación", incluye el mail.

"Quiero enviar un mensaje de agradecimiento por la tarea que estáis realizando desde los centros educativos y también un mensaje de tranquilidad. Os pido que hagáis llegar este agradecimiento y apoyo también a todo el profesorado. Tenemos plena confianza en vosotros y queremos que sigáis trabajando exactamente como lo habéis hecho hasta ahora. No debéis hacer ningún cambio en vuestros proyectos lingüísticos por motivo de la sentencia".

Alegato contra el Supremo

En el correo, la Consejería afirma que "está y estará siempre al lado" de los directores de las escuelas e institutos y que "potenciaremos las herramientas lingüísticas" para potenciar la lengua catalana.

Aunque la resolución es firme y, por tanto, de obligado cumplimiento para todos los centros educativos de Cataluña, el área de gobierno liderada por Cambray afirma que "nuestro modelo de escuela es el de la Ley de Educación de Cataluña (LEC), una ley que cuenta con un amplísimo consenso social y está apoyada por una amplia mayoría parlamentaria". "Esto no va de porcentajes. Va de pedagogía. La escuela en Cataluña, en catalán", termina el mensaje.