Menú Buscar
Los dirigentes de la CUP en el vídeo que pedían "mambo"

Los dirigentes de la CUP se libran de las peticiones de Fiscalía y Abogacía del Estado

Los miembros de la formación antisistema muestran su perplejidad con las acusaciones, pese a pedir "mambo" en septiembre de 2017

02.11.2018 13:34 h.
4 min

Los dirigentes de la CUP se han librado de cualquier responsabilidad sobre la declaración unilateral de independencia (DUI) que efectuó el Govern el pasado 27 de octubre. Pese a ser la formación que más presionaba, la Fiscalía no ha imputado ni por sedición ni rebelión a ninguno de sus integrantes por los hechos que se investigan.

Tras la fuga de la cabeza de lista de la formación, Anna Gabriel, a Suiza para no afrontar su imputación por desobediencia, la nueva dirección del partido que encarna Carles Riera ha recuperado el perfil más moderado de la formación antisistema, consistente en presionar pero aceptar en la Cámara autonómica las decisiones de sus socios en el desafío secesionista, Junts per Catalunya y ERC.

El hecho de no formar parte del Gobierno de la Generalitat ha posibilitado que se libren tanto de la inhabilitación como de un posible ingreso en prisión una vez se dicte sentencia.

De pedir "mambo" a su actual consternación

Durante el caliente mes de otoño de 2017, la CUP lanzó un vídeo promocional para calentar el ambiente. Anunciaban la muerte de procés y vaticinaban que "empezaba el mambo".

La producción, con tintes beligerantes, dista de la reacción que han tenido este viernes tras conocerse las peticiones de Fiscalía y Abogacía del Estado. 

El exlíder David Fernández lamentaba en Twitter mostraba cierta perplejidad al decir "177 años de prisión por poner urnas", mientras que el exdiputado Quim Arrufat inisitía en el argumento de que no se acometió ninguna ilegalidad.

Por su parte, la actual diputada Mireia Boya pedía "acusar" a los jueces porque no se puede "multar a la democracia". En la misma línea, ha ido el mensaje emitido en la misma red social por el cabeza de lista, Carles Riera: "Acusamos al Estado español de autoritario y antidemocrático".

De apelaciones al "mambo" con la que iniciaron la recta final de procés no queda rastro.