Menú Buscar
El 'president' de la Generalitat, Quim Torra, durante un pleno de control al Govern / EP

Torra presiona a Torrent para que cese al secretario del Parlament

El presidente de la Generalitat aprovecha la polémica de las resoluciones contra la monarquía para azuzar la 'guerra' entre JxCat y ERC

5 min

Los llamamientos a la "desobediencia" de Quim Torra y de otros mandatarios de la Generalitat y de diversas instituciones públicas en manos de los independentistas contrastan con estrépito con sus exigencias de obediencia cuando las órdenes salen de ellos mismos. El presidente del Govern catalán ha dado este lunes una nueva muestra de ello, llegando incluso al punto de coaccionar y amenazar a funcionarios, al exigir al presidente del Parlament, Roger Torrent, que cese al secretario de la Cámara catalana, Xavier Muro, si éste no publica íntegras todas las propuestas de resolución aprobadas el pasado viernes en el pleno contra la monarquía española en el Butlletí Oficial del Parlament de Catalunya (BOPC). Y todo, con la 'guerra' preelectoral entre JxCat y ERC como trasfondo.

 

 

Publicación en el Boletín Oficial del Parlament de las resoluciones del pleno sobre la monarquía / EFE

"El secretario general del Parlament tiene el deber de obedecer al pleno, que es soberano. Y si no lo hace, el presidente del Parlament tiene el deber de cesarle y asumir él y la Mesa la responsabilidad de publicar la resolución", ha proclamado Torra de forma airada a través de su perfil de Twiter.

"Monarquía delincuente"

El presidente de la Generalitat ha aludido de este modo al hecho de que el BOPC no recoja en su integridad algunos de los puntos de tres resoluciones antimonárquicas impulsadas por los partidos independentistas el pasado viernes, y que los letrados y el secretario general del Parlament consideraron que pueden contravenir la ley y las sentencias del Tribunal Constitucional (TC).

Han quedado fuera, por ejemplo, la reprobación al rey Felipe VI o el fragmento en que se denuncia la "monarquía delincuente", si bien el texto mantiene que el Parlament declara que "Cataluña es republicana y, por lo tanto, no reconoce ni quiere tener rey".

Al final del texto publicado en el BOPC se adjunta una nota de Muro en la que éste esgrime su "deber" de "impedir o paralizar cualquier actuación jurídica o material que pueda suponer el incumplimiento" de las decisiones del Constitucional.

'Guerra' entre JxCat y ERC

"Ya pasó con mi condición de diputado y ahora otra vez. Basta", ha abundado Torra sobre el tema, aludiendo con ello a la orden que Muro dio el pasado mes de enero a los servicios jurídicos del Parlament para hacer efectiva la pérdida de su condición de diputado por desobedecer a la Junta Electoral Central.

El jefe del Ejecutivo catalán no duda, de este modo, en presionar a los trabajadores del poder legislativo por ajustarse a la legalidad vigente. Una trifulca tras la que se esconde la batalla preelectoral entre los dos socios del Govern independentista de la Generalitat: JxCat y ERC. No en vano, es Torra (JxCat) y su partido quien insta a Torrent (ERC) a despedir a Muro y asumir junto a la Mesa la responsabilidad --y las consecuencias-- de publicar lo que reclama.

"¡Hasta aquí podríamos llegar!"

Algo que no es nuevo y se viene repitiendo desde el pleno. Ya el mismo viernes, Torra se mostró indignado porque, a su entender, "ningún funcionario puede decidir si se publica o no una resolución votada por el Pleno. Vaya, hasta aquí podríamos llegar", llegó a decir este firme defensor del "derecho a decidir".

En la misma línea que Torra, otros diputados de JxCat, como Albert Batet, también amenazaron durante el mismo debate con tomar medidas contra los funcionarios del Parlament si no obedecían y se plegaban a sus pretensiones.