Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'conseller' de Interior, Miquel Buch, denuncia una conspiración del Gobierno con las mascarillas / INTERIOR

Desmontado el mito de la conspiración de las "1.714 miles de mascarillas"

La cifra de protectores repartidos por el Gobierno en Cataluña cuadra exactamente con la proporción que le corresponde en función de su población relativa respecto al total nacional

4 min

Misterio resuelto. Ni conspiración unionista, ni iniciativa provocadora del Gobierno, tan solo una pura y simple casualidad. La cifra de 1.714.000 mascarillas anunciadas por el Gobierno para ser distribuidas por Cataluña el fin de semana pasado con el objetivo de combatir el coronavirus corresponde a la parte proporcional del total de unidades a repartir a nivel nacional que le toca a esta comunidad en función de su población.

En concreto, el guarismo surge de aplicar el 16,32% (porcentaje de residentes en Cataluña respecto a la población de España --en realidad, 16,3211479%--) a los 10,5 millones de mascarillas que el Gobierno preveía entregar a todas las CCAA, que da un resultado de 1.713.721 unidades y se redondea en miles de piezas.

10,5 millones como referencia

Lo cierto es que, aunque el ejecutivo informó del reparto de “diez millones” de elementos de protección individual en todo el país, la suma de las cifras recogidas e los comunicados de prensa de las delegaciones de cada comunidad asciende a 10.398.000.

Sin embargo, fuentes próximas al Gobierno han explicado a Crónica Global que para llevar a cabo la distribución tomaron como referencia la cifra redonda de 10.500.000 mascarillas y la exacta de la población de cada comunidad, haciendo pequeños ajustes en un dos casos porque ya disponían de material.

Patrón de comportamiento

Ese patrón de comportamiento se comprueba en la tabla adjunta. En ella se recoge la población de cada comunidad (según los datos del INE de 2019), las mascarillas exactas que le corresponderían al repartir 10.500.000 en proporción a los habitantes, las unidades anunciadas por cada delegación autonómica y la diferencia entre ambos casos.

El cuadro muestra una coincidencia total en ese criterio de reparto en 17 de las 19 comunidades y ciudades autónomas (en 14 casos el redondeo es inferior a 1.000 unidades y en las tres restantes es de poco más de 1.000). Solo a Madrid y Castilla y León se han otorgado una cifra sensiblemente inferior a la que les correspondería por su peso poblacional.

CCAA Población INE 2019 Reparto de 10,5M proporcional Reparto anunciado por el Gobierno Diferencia
Andalucía  8.414.240 1.878.729 1.878.000 (729)
Aragón 1.319.291 294.571 296.000 1.429
Asturias 1.022.800 228.371 228.000 (371)
Baleares 1.149.460 256.651 256.000 (651)
Canarias 2.153.389 480.808 480.000 (808)
Cantabria 581.078 129.743 130.000 257
Castilla y León 2.399.548 535.770 508.000 (27.770)
Castilla-La Mancha 2.032.863 453.897 454.000 103
Cataluña 7.675.217 1.713.721 1.714.000 279
Com. Valenciana 5.003.769 1.117.240 1.118.000 760
Extremadura 1.067.710 238.398 238.000 (398)
Galicia 2.699.499 602.743 602.000 (743)
Madrid 6.663.394 1.487.801 1.416.000 (71.801)
Murcia 1.493.898 333.557 334.000 443
Navarra 654.214 146.073 146.000 (73)
País Vasco 2.207.776 492.952 494.000 1.048
La Rioja 316.798 70.735 70.000 (735)
Ceuta 84.777 18.929 18.000 (929)
Melilla 86.487 19.311 18.000 (1.311)
Total nacional 47.026.208 10.500.000 10.398.000  

Victimismo nacionalista infundado

A pesar de ello, el Govern de la Generalitat ha asumido y difundido durante varios días el relato de una supuesta conspiración del Gobierno para humillar al ejecutivo autonómico catalán, por evocar el año en que las tropas borbónicas vencieron a las austracistas en Barcelona en el marco de la Guerra de Sucesión y que el nacionalismo ha mitificado. Así lo han mantenido miembros del gabinete de Torra en comparecencias públicas, como el mismo domingo lo hicieron medios y activistas nacionalistas.

El consejero de Interior, Miquel Buch, aseguró el lunes que en política “las casualidades no existen” y acusó al ejecutivo nacional de jugar con la historia de Cataluña y de reírse de ella. “Si la siguiente cifra es la de 1.939, no lo admitiremos, no se lo permitiremos”, llegó a advertir. Al día siguiente, la portavoz del Govern, Meritxell Budóinsistió en la conjetura. Y el propio Buch exigió al Gobierno que le aclarase de dónde salía la cifra porque no le cuadraba. Pero las cuentas sí salen.