Menú Buscar
La ejecutiva de Constitucionalistas, los críticos de Rivera, que se han organizado como partido: Teobaldo Agenjo (secretario), Francisco Sánchez (vicepresidente), Montserrat Arroyo (tesorera), José Antonio Navarro (presidente) y Rafael Alcalde (coordinado

Los críticos de Rivera en Cataluña montan un partido alternativo

Concejales y militantes de distintas agrupaciones registran la formación Constitucionalistas, hartos de la rigidez y la “dictadura” de Carrizosa en el seno de Ciudadanos

03.10.2019 00:00 h.
7 min

Los críticos de Albert Rivera en Ciudadanos están hartos. Hasta tal punto que han registrado un partido político, que guarda características gráficas similares: Constitucionalistas, con la C de Ciudadanos, y un fondo amarillo, para que nadie se apropie de ese color, ni los independentistas ni los que están en contra.

Se crea Constitucionalistas (CnS) como alternativa a Ciudadanos (Cs) / CG

Son militantes y concejales del Vallès Oriental, hasta seis agrupaciones, que ya tienen previsto poner en marcha otras en el Maresme, en Barcelona y el área metropolitana. Y en el resto de España están pendientes de Murcia, Canarias y Castellón, "por ahora". Su presidente es José Antonio Navarro, que fue en la pasada legislatura concejal de Canovelles (Vallès Oriental, Barcelona). Su diagnóstico es contundente: “Queríamos recuperar el espíritu inicial de Ciudadanos, para poder pactar en función de propuestas y proyectos sin poner por delante intereses partidistas o personales, y pretendemos también recuperar una organización más horizontal, sin esa dictadura interna que ha impuesto Carrizosa”, señala a Crónica Global.

Sin acción política desde 2017

Se refiere Navarro al responsable de organización de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, que ha creado un gran malestar interno en los últimos meses. Se le reprocha los malos resultados municipales y la bronca permanente que “le caracteriza”. El responsable de Constitucionalistas, partido registrado en el ministerio de Interior el pasado 11 de septiembre, es Francisco Sánchez, que ejerce de policía local desde hace más de 30 años en distintos municipios del Vallès Oriental. Señala Sánchez a este medio que se trata de “recuperar el trabajo en las agrupaciones, buscar mejores métodos de participación y demostrar que los militantes están vivos y quieren mejores herramientas para comunicar y defender sus propuestas”.

Albert Rivera durante la presentación de su oferta de última hora a Pedro Sánchez / EFE
Albert Rivera, durante la presentación de su oferta de última hora a Pedro Sánchez / EFE

¿Pero qué ha pasado? Ciudadanos está a punto de protagonizar una moción de censura contra el presidente Quim Torra --este lunes-- y ganó las elecciones del 21 de diciembre de 2017, con 36 diputados. Ha sido, precisamente, la falta de una acción política acorde con esa victoria, y el abandono del mundo local, lo que ha llevado a este grupo de críticos a organizarse. “Esa victoria electoral no se utilizó, porque la moción de censura de ahora es la forma de admitir que no se hizo nada entonces. Se podía, aunque no se hubiera conseguido el objetivo, buscar una alternativa de gobierno y presentar el programa, pero no se quiso”, incide Navarro, en alusión al liderazgo, en aquel momento, de Inés Arrimadas.

Preparar las elecciones catalanas de 2020

Como advirtieron otros críticos del partido de Rivera, que abandonaron la casa naranja, como Toni Roldán o Javier Nart, o como han señalado algunos de los fundadores, como Francesc de Carreras, los concejales que han puesto en pie Constitucionalistas consideran que Ciudadanos debía haber buscado un acuerdo con el PSOE de Pedro Sánchez, y no forzar la repetición de las elecciones generales. “Lo importante es implementar las reformas que defiendes, y para ello es imprescindible poder llegar a acuerdos con fuerzas políticas distintas, actuar como bisagra, y no cerrarse como ha hecho Rivera, por intereses partidistas o personales”, explica Navarro a Crónica Global.

El portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, en el Parlament, donde abroncó a los comunes y a los independentistas / EFE
El portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, en el Parlament, donde abroncó a los comunes y a los independentistas / EFE

¿Puede tener el partido un recorrido largo? La idea, según Navarro y Sánchez, es llegar a acuerdos con otras agrupaciones en todo el Estado, con militantes o nuevas incorporaciones que crean en la necesidad de un partido de ámbito español como Constitucionalistas. Ahora el trabajo “sólo se puede centrar en Cataluña, y en determinadas poblaciones, a la esperar de tomar impulso de cara a las elecciones al Parlament”, indica Sánchez. ¿Cuándo? La previsión es que los comicios catalanes se convoquen en la primavera de 2020.

Perder hasta 15 diputados

Conocedores de cómo Ciudadanos ha ido preparando su estrategia en los últimos meses, los impulsores del nuevo partido sostienen que Rivera, Carrizosa y Lorena Roldán, la portavoz en el Parlament y futura candidata a la Generalitat, han previsto una pérdida de 14 o 15 diputados en la cámara catalana. Eso supondría pasar de los 36 diputados actuales a 21 o 22, en una espectacular caída. Lo que está en juego, a juicio de Navarro y Sánchez, es que del millón de votos alcanzados, unos 600.000 no se pierdan y vuelvan al PSC. Se trata de retenerlos, y para ello “se debe abandonar esa política de enfrentamiento”.

¿Y la moción de censura? “Se trata de una estrategia electoralista, que lo único que demuestra es que desde 2017 no se ha hecho nada, nada”, sentencia Navarro.

Más allá del éxito de la propuesta, de cómo evolucione Constitucionalistas, la iniciativa supone un reto mayúsculo para Rivera, porque pone en cuestión su estrategia en Cataluña y en el conjunto del Estado, y en la elección de dirigentes como Carrizosa, que no deja de provocar “anticuerpos” en el seno de Ciudadanos.