Menú Buscar
El presidente catalán, Carles Puigdemont (d) y el vicepresidente económico, Oriol Junqueras, hablan en el Parlament / EFE

Crisis total en el independentismo catalán por la respuesta a Rajoy

ERC, CUP y ANC desafían a Puigdemont y le exigen que apruebe la independencia unilateral; el PDeCAT arropa al 'president'

Ignasi Jorro/ Rafa Mezquita
6 min

Crisis en el Govern por la respuesta que debe dar el Ejecutivo autonómico al requerimiento del Gobierno sobre si el Parlament declaró el martes la independencia unilateral (DUI). ERC, CUP y ANC han exigido en las últimas horas al 'president' Carles Puigdemont que declare la república. PDeCAT ha arropado a su líder y ha subrayado por boca de Artur Mas, presidente del partido, la autonomía del Gobierno catalán para tomar decisiones.

El mazazo más fuerte en las filas del secesionismo catalán ha llegado en negro sobre blanco. La CUP, socio parlamentario de Junts pel Sí (JxSí), ha exigido por carta al president el viernes que "declare la república".

Según los anticapitalistas, "sólo proclamando la república seremos capaces de situarnos como un actor dispuesto a tutelar los derechos civiles y políticos de la población todavía gravemente amenazados".

ERC pone presión a su socio de gobierno

Por su parte, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), socio en el Govern de Junts pel Sí (JxSí), ha sido más comedido, pero no ha dudado en poner presión sobre Puigdemont antes de la respuesta que debe dar el exalcalde de Girona al Gobierno tras la notificación de inicio de aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

"La república está clarísimamente declarada", ha señalado Sergi Sabrià, portavoz de los republicanos, durante una entrevista a Onda Vasca.

En un rango incluso superior, el vicepresidente económico del Gobierno catalán y presidente de ERC, Oriol Junqueras, manifestó ayer en Twitter estar "totalmente de acuerdo" con un mensaje del eurodiputado Ernest Maragall, en el que el político conminaba al president y a su número dos a "asumir el riesgo de la libertad".

Demòcrates y la ANC, también

Aún en el seno del grupo parlamentario de JxSí, el portavoz de Democràtes y electo nacionalista, Antoni Castellà, ha pedido el viernes “que se active la declaración de independencia” como réplica al requerimiento que ha enviado Mariano Rajoy a Carles Puigdemont.

Ha defendido que el Gobierno “evita el diálogo” y que “sigue amenazando a los catalanes y a sus autoridades”. Según él, “la mejor opción ante esa actitud es activar la declaración y dar cumplimiento a la ley del referéndum y al mandato del 1 de octubre”.

Castellà ha seguido la misma línea argumental que la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que el viernes emitió un comunicado público instando a que se produzca el mismo movimiento en el Parlament "dada la negativa del Estado español a cualquier propuesta de diálogo".

Mas cubre a Puigdemont

En apoyo a la decisión del president de seguir con la DUI suspendida ha salido el viernes Artur Mas. El expresidente de la Generalitat ha valorado que "toda la batalla --del independentismo-- es para celebrar comicios constituyentes catalanes".

Mas no se ha mordido la lengua y ha subrayado que "ni la ANC ni la CUP ni ninguna otra entidad dirigen el Gobierno catalán" en los micrófonos de TV3.

"Puigdemont un hombre templado. Su decisión --de suspender la DUI-- me pareció correcta", ha remachado el impulsor de la pseudoconsulta de independencia del 9 de noviembre de 2014.

La Comisión se desmarca de la mediación

En plena tempestad entre los independentistas, la Comisión Europea se ha desmarcado de nuevo de la mediación que pide el Govern. El presidente de la institución comunitaria, Jean-Claude Juncker, ha manifestado en una conferencia con estudiantes en la Universidad de Luxemburgo que no puede asumir ese papel porque no se lo han pedido ambas partes.

Reconoce que le preocupa la situación y que prefiere que la secesión no llegue a buen puerto. “Si Cataluña se convierte en (un Estado) independiente, otros harían lo mismo; esto no me gusta”, ha manifestado.

Poco antes, y en el marco de la reflexión sobre la gestión de la crisis de los refugiados y de cómo algunos Estados miembro no han cumplido el mandato de la Comisión sobre el reparto de los damnificados por la guerra de Siria, Juncker ha recordado que la Unión Europea es una “comunidad de derecho” y que la ley “se aplica en todos los aspectos”.

“Formar parte de una familia significa aceptar todos las mismas reglas”, una declaración que le ha tendido el hilo para hablar tanto del brexit como de la crisis abierta por el proceso independentista catalán.