Menú Buscar
Agentes de la Guardia Urbana en un dispositivo en Ciutat Vella / CG

Colau recorta hasta en las balas de la Guardia Urbana

El sindicato CSIF denuncia que el Ayuntamiento de Barcelona prosigue con su política de recortes en la seguridad ciudadana y de su propia Policía

27.11.2018 14:48 h.
3 min

El sindicato CSIF (Central Sindical Independiente y de Funcionarios), ha denunciado que el Ayuntamiento de Ada Colau prosigue con su "política de recortes en la seguridad ciudadana y de su propia Policía de la Guardia Urbana".

En un comunicado emitido este martes, CSIF asegura que "los recortes presupuestarios afectan a las prácticas de tiro que deben realizar anualmente la Guardia Urbana de Barcelona" de forma obligatoria, según establece la ley. En concreto, el reglamento de armamento de los policías locales de la Generalitat de Cataluña recoge que "todos los miembros de las policías locales, excepto aquellos que tengan el arma retirada, deberán realizar obligatoriamente, y como mínimo dos veces al año, ejercicios de perfeccionamiento en tiro policial bajo la supervisión de instructores debidamente cualificados".

Ahorro de 18.750 euros

Además, la ley establece que estas prácticas "serán organizadas por los respectivos ayuntamientos, que podrán pedir colaboración al Departamento de Gobernación. Una vez al año, como mínimo, las prácticas se realizarán de acuerdo con el programa que, con carácter general, establecerá la Escuela de Policía de Cataluña”, tal y como recoge el artículo 25 del Decreto 219/1996, de 12 junio.

Según datos de CSIF, las dos prácticas de tiro que la GUB realiza al año constan cada una de ellas de un consumo de 50 cartuchos. Una cifra que según denuncia el sindicato "a Ada Colau le han parecido demasiado y ha recortado estos cartuchos a la mitad". Y calculan que esto supone un ahorro de tan sólo 18.750 euros.

Alerta 4 por terrorismo

"Resulta del todo sorprendente que, en estos momentos, cuando la seguridad en Barcelona es un auténtico caos y se debería invertir más en recursos humanos, materiales y formación para los cuerpos de seguridad, la señora Ada Colau se dedique a recortar el presupuesto en la GUB y reduzca las prácticas de tiro, con el fin de ahorrarse 18.750 euros en cartuchos”, afirma CSIF en el comunicado. 

También recalcan “en la ciudad condal, seguimos en alerta 4 por terrorismo yihaidista, que Barcelona es una ciudad donde el índice de criminalidad es el más alto de España (gracias a la alcaldesa Ada Colau) donde cada día hay hasta tres incidentes con armas blancas, donde están subiendo los incidentes con armas de fuego, etc. y que la seguridad de los agentes y de los ciudadanos, requiere de una inversión acorde al momento social que se vive en la ciudad, muy alejada de la política precaria de recortes que están ejecutando.”