Menú Buscar
Gerardo Pisarello (d), primer teniente de alcalde y responsable económico del Ayuntamiento / CG

Colau plantea unas cuentas con un agujero de 140 millones

Esa cantidad dependería de las aportaciones de la Generalitat y del Gobierno español, y aún deben aprobarse

5 min

El consistorio barcelonés de Ada Colau propone unos Presupuestos con un 2,8% más de ingresos, pero que dependen de la aprobación de las cuentas de la Generalitat y del Gobierno de España. Si se pudiera contar con ambas, el Ayuntamiento de Barcelona ingresaría unos 140 millones de euros, pero no podría hacerlo si no prosperaran.

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha dicho en rueda de prensa que 100 de los 140 millones provendrían de los Presupuestos Generales del Estado --60 millones de ellos, por un aumento de las transferencias estatales, y 40 millones de compensación del impuesto de plusvalías--. El resto es lo que calcula que podría aportar al menos la Generalitat al tener más ingresos, en este caso destinados a guarderías.

Acuerdo "a tres bandas"

Pisarello lo ha anunciado después de reunirse con el PDeCAT, PSC y ERC, a los que ha propuesto un acuerdo "a tres bandas". Y lo ve compatible con pedir la puesta en libertad de los líderes independentistas presos, en alusión a la exigencia de PDeCAT y ERC de hacer gestos a favor de los encarcelados como condición para apoyar las cuentas estatales.

La implicación de los comunes en la aprobación de los PGE es tal que el primer teniente de alcalde ha alertado de las posibles consecuencias para la Generalitat en caso de no aprobarse las cuentas estatales. En concreto, ha cifrado en 2.200 millones de euros la cantidad que dejaría de ingresar la administración catalana en caso de no prosperar los PGE; y ha destacado que estos recursos también podrían beneficiar a Barcelona y a otros municipios "de otros colores políticos". Pisarello ha insistido que "estos 2.200 millones de euros permitirían a la Generalitat asumir muchos gastos que está asumiendo el Ayuntamiento" en competencias compartidas, por lo que el consistorio podría destinar recursos a otros ámbitos.

Ingresos de otras administraciones

En la misma linea, ha asegurado que la subida del salario mínimo interprofesional que incorpora la propuesta de los PGE también permitiría liberar determinados recursos municipales que ahora cubren determinadas prestaciones económicas.

De hecho, el equipo de Colau supedita cualquier cambio en el presupuesto municipal a los ingresos provenientes de otras administraciones. "Cualquier subida del Presupuesto vendría de ingresos de otras administraciones", ha dicho Pisarello, que además ha matizado que la alternativa de prorrogar presupuestos conllevaría dificultades y la limitación del aumento de la inversión.

Incumplimiento de las promesas

Preguntado por si han planteado otra propuesta sin tener en cuenta al Estado y la Generalitat, ha respondido que no quieren "plantear este tipo de escenario" porque no tirarán la toalla.

Sobre si el Ayuntamiento tendría una situación presupuestariamente complicada si no contara con estos ingresos de las otras administraciones, ha dicho que no podría aumentar el gasto social tanto como querría. Y ha lanzado una primera advertencia sobre el incumplimiento de uno de los anuncios del gobierno de Colau: no podrían cumplir con la promesa de congelar las tarifas del transporte público, que ayer mismo había anunciado Janet Sanz. 

Incremento del gasto

El Presupuesto que propone Colau incluye un aumento de 76 millones de los ingresos y un incremento del gasto corriente de 71 millones, aunque los gastos de capital se reducen en 7,8 millones con un incremento global en el gasto de 63 millones, mientras que las inversiones se mantienen.

La propuesta de gasto corriente prioriza los gastos en medio ambiente (406 millones), de servicios generales (380), seguidos por los servicios sociales y promoción social (342); seguridad y movilidad (294); transporte público (199), y vivienda y el urbanismo (136), entre otros.