Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en un acto público en el Colegio de Periodistas / EFE

El abogado que ha movido a la Fiscalía contra Colau: "Voy a por el impuesto del agua"

Danel Vosseler, letrado, responde contra la alcaldesa de Barcelona: "Será el juez el que diga si tiene que quitar los bloques de hormigón de la calzada"

5 min

Habla Daniel Voseler, el abogado que ha movido a Fiscalía actúe contra el gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona. El letrado, que alertó al ministerio público de que la pacificación de calles con bloques de hormigón es peligrosa para los motoristas, avanza su estrategia. Seguirá fiscalizando al Ejecutivo local, en particular en todo aquello que atañe a "las políticas ideológicas" del gobierno de Barcelona en Comú y PSC. ¿Lo próximo? "Recurriremos el impuesto de residuos municipal en el agua. Es un abuso", advierte Vosseler.

El abogado puso sobre alerta a Fiscalía sobre la colocación de grandes estructuras de cemento en la calzada de una céntrica calle de Barcelona: Consell de Cent. Ahora, el ministerio público ha abierto diligencias por un posible delito contra la seguridad del tráfico. La primera edil, no obstante, se niega a retirar los bloques. "Es un riesgo evidente para los automovilistas y motoristas. Y el Ayuntamiento de Barcelona decide que ese riesgo sea en el distrito del Eixample, el que sufre la mayor siniestralidad de la ciudad", se queja el profesional. Con respecto a la negativa de Colau de retirar los bloques, Vosseler avisa. "Será la justicia que diga si hay que reabrir la calle, no la alcaldesa".

hormigon barcelona
LA ENCUESTA ¿Aprueba la instalación de bloques de hormigón en las calles de Barcelona para ampliar las aceras?

"Colau perjudica la economía"

Llegados a este punto, en el que la Fiscalía de tráfico examinará la actuación municipal, el abogado ve solo dos opciones. "O se retiran los bloques de la calzada y se colocan en la acera, o se protegen estos elementos estáticos con estructuras blandas no dañinas", enumera. ¿Por qué? "Porque no tiene sentido cortar parte del tráfico en calles con aceras de más de tres metros. Es una temeridad", valora la misma fuente.

El letrado, que sopesa concurrir a las próximas elecciones municipales, carga contra la "política ideológica" del gobierno de Ada Colau, unas ideas políticas que "compartiría solo el 15% del censo electoral". Vosseler es especialmente crítico con los cortes de calles o pacificación, tal y como le llama Barcelona en Comú. "El tráfico en Barcelona se ha convertido en encuentros en la tercera fase. Es una carrera de obstáculos que crea un grave daño para la economía. Salud y movilidad van de la mano: si cortas calles o reduces tráfico perjudicas a los comerciantes", remacha el letrado.

"Voy a por la tasa de residuos en el agua"

La movilidad no es el único terreno en el que el abogado barcelonés discrepa de las políticas del gobierno local. "El otro campo en el que estamos trabajando es la tasa de residuos en el recibo del agua. Es una auténtico abuso", valora el profesional. Según él, no ha lugar a un impuesto en el consumo de agua "cuando los embalses están al 100%, por lo que las reservas están en buena situación, y en plena crisis económica en la ciudad". Es por ello que el bufete de Vosseler espera derribar el impuesto en los tribunales. "La primera manera con la que pensamos hacerlo es un recurso contencioso, pero se está estudiando", desliza.

Así las cosas, las polémicas políticas de movilidad de Ada Colau en Barcelona han terminado ante la justicia. Ahora, Fiscalía dirá si hay mimbres para armar un caso por presunto delito contra el Ayuntamiento de Barcelona, o la disputa debe dirimirse en el terreno político. Antes, otro contrato para el corte de calles concedido por el área de Urbanismo, que pilota Janet Sanz (BComú) ya terminó denunciado en la Oficina Antifraude. Estas acciones han tenido lugar mientras arreciaba un agrio debate sobre la conveniencia de expulsar coches del tejido urbano de la segunda mayor ciudad española.