Menú Buscar
Víctor Terradellas, el cerebro de la financiación del 'procés' y de la estancia de Carles Puigdemont en Bélgica, con transcripciones que aparecen en el sumario de fondo / CG

El cerebro de la financiación del ‘procés’ se mofaba de Puigdemont

El sumario judicial sobre el supuesto desvío de subvenciones de la Diputación de Barcelona desvela la decepción de Víctor Terradellas con el expresidente: “Ha sido un fracaso, es un ‘mandorrino’”

22.11.2019 00:00 h. Actualizado: 22.11.2019 07:59 h.
8 min

Carles Puigdemont y el procés han sido “un fracaso”. Lo dice Víctor Terradellas, uno de los principales implicados en el supuesto desvío ilegal de subvenciones de la Diputación de Barcelona y de la Secretaría General del Deporte de la Generalitat. Terradellas, presidente de la fundación Catmón, aparece en el sumario judicial –al que ha tenido acceso Crónica Global-- como el cerebro de la financiación de la fuga del expresidente catalán.

Víctor Terradellas / CG

La investigación, que arrancó con una macrooperación que salpicó al expresidente de la Diputación Salvador Esteve, se saldó el pasado día 12 con la detención de Gerard Figueras, secretario de Deportes; de la exconcejal del PDeCAT en Barcelona y asesora técnica del área de Innovación, Gobiernos Locales y Cohesión Territorial de la Diputación de Barcelona, Maite Fandos; el subdirector general de Gestión de la Secretaría General del Deporte, Lluís Pallisera, así como el apoderado del Canal Olímpic de Castelldefels, Alex Gallo.

"Un acontecimiento bélico"

En una de las conversaciones grabadas por la Guardia Civil ordenadas por el Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona y que tuvo lugar el pasado 10 de junio, Terradellas habla con Miquel Casals, exmiembro de Terra Lliure condenado por asociación con banda armada. Ambos colegas recuerdan los viejos tiempos de la MDT y hablan de la necesidad de formar un nuevo partido porque “con todos estos ‘mandorrinos’ de Puigdemonts y Jordis Sànchez no saldremos adelante”. Terradellas, que asegura estar preparando “un acontecimiento bélico”, insiste en esa frustración en una conversación posterior con Casals, en la que asegura que “Puigdemont ha sido un fracaso”.

Respecto a la financiación de su “exilio”, Casals afirma que “quiere seguir viviendo en Bruselas e ir haciendo dinero”: “Seguramente acabará en un piso, de dinero les dije '¿es verdad esto?' y me dijeron 'no, pero no hay mucho', '¿es verdad que me han dicho que tenéis vida hasta septiembre?', 'no, hombre, no todavía hay alguien nuevo que paga, claro…'”.

pagina siete
Transcripción de la conversación de Víctor Terradellas con Miquel Casals que contiene el sumario

Terradellas explica que le ha venido un amigo “pidiendo 100.000 euros” con la excusa de que “en agosto” se les acaba el dinero. Respecto a Quim Torra, afirma que es “un hombre que se comprometió a guardar la silla mientras tú has ido a comprar palomitas”. “Torra es otro error”, dice. “Hemos desaprovechado la gran oportunidad que teníamos”, “lo teníamos ganado”, dice Casals, mientras que Terradellas asiente asegurando que del 1 al 27 de octubre lo tenían “ganado” y que “si él hubiera dicho 'chicos, declaro la independencia y venga, a cortar carreteras...'”. “Pero nos ha tocado un líder, chico… que no… que nada”, dice el exmiembro de Terra Lliure.

Unos 100.000 euros bajo sospecha

Esos 100.000 euros que supuestamente se destinaron a sufragar los gastos de Puigdemont aparecen citados en repetidas ocasiones en el sumario, así como los contactos de Terradellas para lograr más financiación. “Este indicio que ahora conocemos, consideramos que es relevante desde el punto de vista de la investigación que nos ocupa, puesto que el entorno cercano del investigado podría estar financiando la actividad de Carles Puigdemont y posiblemente estos fondos, a nuestro juicio, se podrían estar distrayendo de las arcas públicas”, indica el informe de la Guardia Civil.

berlin gastos puigdemont
Supuestos gastos de Carles Puigdemont en Berlín

En paralelo, el cerebro de la financiación del procés solicitó hora para ver al presidente Artur Mas en el Palau Robert –donde tiene su despacho el expresidente— y contactó con Jami Matamala, el empresario que ha estado pagando la estancia de Puigdemont en Waterloo. También contactó con Germà Gordó, exconsejero de Justicia implicado en el caso 3%, sobre la financiación irregular de CDC mediante el cobro de comisiones por adjudicación de obra pública. Otro de los amigos de Terradellas que aparece en el sumario es Pernando Barrena, miembro de las organizaciones de la izquierda abertzale que fueron ilegalizadas por su vinculación con ETA.

De las diligencias se desprende que lograr dinero para pagar el procés es una de las prioridades de los dirigentes de PDeCAT.

En los registros efectuados en la Asociación Igma, sede de Fundación Catmón y Estudilogo (Discatimat SL), la Benemérita se incauta de abundante documentación en la que aparecen notas manuscritas sobre la valoración del referéndum del 1-O realizadas por miembros del comité nacional de PDeCAT el 2 de octubre de 2017.

“La guerra necesita euros”

En ellas se atribuye a Francesc (Quico) Homs, exconsejero de Presidencia inhabilitado por la consulta del 9N, la frase “la DUI es imprescindible, se debe mantener el relato del 1-O. Solo nos queda una opción, ganar. Es mala época para hacer partido. Cuestión económica: la guerra necesita euros, no nos lo hemos tomado en serio”.

quico homs anotacion
Anotación manuscrita encontrada por la Guardia Civil sobre Francesc Homs

Asimismo, en una libreta incautada aparece el pago de 300.000 euros que la Guardia Civil atribuye al alojamiento de Puigdemont en un hotel de Berlín en abril de 2018. En esa libreta se alude a una reunión del expresidente, a una cifra de 100.000 euros y anotaciones con nombres y apellidos de agentes de Mossos d’Esquadra clasificados en cuatro categorías: patriotismo, determinación; capacidad de gestión carisma/gestión de equipos; lealtad institucional, y vínculos políticos en partidos contrarios al procés.

El sumario incluye conversaciones de Terradellas con el propio Puigdemont, así como su idea de contactar con economistas como Andreu Mas-Colell, Xavier Sala i Martín y Guillem López Casasnovas, convencido de que pueden ayudar a buscar fórmulas de sufragar esos gastos. Según los investigadores, el principal imputado en la causa también habría pretendido reunirse con Carles Vilarrubí, empresario muy ligado a la familia Pujol.