Menú Buscar
Rafael Catalá, ministro de Justicia, en una imagen de archivo / EFE

Catalá da por hecho que los exmiembros del Govern serán inhabilitados en dos meses

El ministro de Justicia exige “poner en marcha el reloj” para que haya una investidura o unas nuevas elecciones en primavera

01.02.2018 11:26 h.
2 min

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, da por hecho que los exmiembros del Govern serán inhabilitados antes de que haya una sentencia firme. Así lo ha dicho este jueves, cuando ha asegurado que tanto Carles Puigdemont como los exconsejeros cesados y huidos serán inhabilitados para ostentar un cargo público en primavera, es decir, antes de que se produzca el juicio de la causa que los investiga por el procés.

La ley de enjuiciamiento criminal, ha justificado, establece esta suspensión para los procesados por delitos como el de rebelión, que se imputa al anterior Ejecutivo catalán. Según el artículo 384 bis de la norma, “firme auto de procesamiento y decretada la prisión provisional por delito cometido por persona integrada o relacionada con bandas armadas o individuos terroristas o rebeldes, el procesado que estuviere ostentando función o cargo público quedará automáticamente suspendido en el ejercicio del mismo, mientras dure la situación de prisión”. La sentencia firme la prevé para “otoño o final de año”.

Desbloquear el “limbo”

Sobre el aplazamiento sin fecha del pleno de investidura, ha exigido en una entrevista en Antena 3 “poner en marcha el reloj para que en dos meses haya investidura o unas nuevas elecciones”. “No podemos estar en el limbo permanente, ha dicho Catalá.

El titular de Justicia también ha comentado los mensajes que trascendieron ayer de Puigdemont a Comín en los que se daba por derrotado. “No es el plan de Moncloa es el Estado de derecho”, ha dicho. A su vez, ha destacado el poco recorrido legal de la demanda que impusieron el miércoles ambos por la difusión de los mensajes privados a través de unas imágenes de la pantalla del móvil del exconsejero de Salud.