Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Martí, concejal del Ayuntamiento de Barcelona y vicepresidente de Planificación Estratégica del AMB, en su comparecencia

El Área Metropolitana de Barcelona atribuye las subidas del agua a un error de facturación de Agbar

La entidad supramunicipal desvincula el coste de las tasas de residuos de los importantes aumentos registrados en las facturas de algunos consumidores

4 min

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) atribuye los importantes aumentos registrados en las últimas facturas del agua de algunos domicilios de la ciudad a un error de facturación por parte de la empresa concesionaria, Aigües de Barcelona (Agbar), y no a la tasa de residuos incluida en las mismas.

La entidad supramunicipal ha salido al paso de la alarma social suscitada por esta cuestión en algunas de las 23 localidades donde la compañía presta este servicio. El concejal de Presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona y vicepresidente de Planificación Estratégica del AMB, Jordi Martí, ha comparecido ante los medios para dar su versión, asegurando que Agbar deberá compensar estas subidas injustificadas en el próximo recibo.

Problema en la lectura manual

Según Martí, el problema se ha producido entre usuarios que cuentan con un sistema de lectura del consumo manual --todavía mayoritario, pues representan el 60% de los casos--, pero no entre el 40% que dispone de lectura automatizada.

Dicho error, según el concejal, se produjo en el cálculo de las lecturas estimadas, que hizo saltar de tramo algunas facturas y, con ello, también el precio del consumo de forma exponencial.

Desajuste en el prorrateo del consumo extra

Martí ha explicado que durante "cuatro o cinco meses" las lecturas del agua se hicieron de forma estimada debido al confinamiento por la pandemia de coronavirus, haciendo el cálculo del consumo en función del mismo período en 2019. Pero al haber sido éste en general superior debido al encierro domiciliario, el consumo extra se ha añadido a las últimas facturas sin prorratear, produciéndose así un desajuste que ha llevado a dispararlas debido a un salto de tramo que no correspondía.

"Si a uno le imputan que en dos meses ha consumido mucho más, no sólo pagará más, sino que lo pagará al precio de otro tramo" más caro, ha explicado Martí. "Ese ha sido el error de Agbar: facturar más consumo a un precio más alto", ha añadido.

El concejal ha explicado que el precio del agua aumenta de forma exponencial según los metros cúbicos que se consumen. Según ha dicho, si el gasto es de hasta 6 metros cúbicos, se pagan a 0,58 euros por metro cúbico, y si oscila entre los 6 y los 9, el precio ya asciende a 1,1, llegando hasta los 3 euros en la franja máxima. 

Tasa de residuos

Martí ha desvinculado la causa de la subida de dichas facturas a la tasa de residuos municipal incluidos en ella porque, según él, en "la factura bimensual oscila entre 4,5 y 8,5 euros" y "las quejas son por incrementos mucho más elevados".

El concejal ha insistido en que los aumentos se deben al error de facturación de la concesionaria, a la que han exigido una "rectificación" --sin esperar a recibir las quejas de los consumidores-- y que ha sido admitida por ésta. Según Martí, la compañía se compromete a compensar lo cobrado de más en la siguiente factura. El concejal sostiene que la administración seguirá "de cerca" que esas compensaciones se lleven a cabo.