Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'president' de la Generalitat, Pere Aragonès (en la imagen con la presidenta del Parlament, Laura Borràs) renovará su equipo de abogados / EFE

Aragonès ultima la renovación del equipo de abogados del Govern que heredó de Puigdemont

Francesc Esteve, jefe del gabinete jurídico, se incorpora al Consejo de Garantías Estatutarias, mientras que Dolors Feliu aspira a relevar a Elisenda Paluzie al frente de la ANC

4 min

Pere Aragonès heredó un gabinete jurídico hecho a la medida de Junts per Catalunya (JxCat). Tras un año de mandato, el presidente catalán tiene la oportunidad de renovar su equipo de juristas, más allá de los cambios quirúrgicos que hizo en su momento. Lo hará en un momento especialmente sensible para los republicanos, pues en los próximos meses se resolverán las situaciones judiciales de Laura Borràs y Carles Puigdemont. El Govern tendrá mucho que decir al respecto, y la presión de los neoconvergentes será máxima.

Los pactos entre ERC, JxCat y PSC han propiciado que Francesc Esteve, actual director del gabinete jurídico, sea propuesto como miembro del Consejo de Garantias Estatutarias (CGE), una especie de tribunal constitucional a la catalana que se encarga de velar por el ajuste de las normas catalanas a la Constitución y el Estatut. Se trata de un retiro dorado para los juristas que se incorporan a este órgano: 128.786,14 euros, más un plus anual de 8.862 euros para el presidente. Sus dictámenes no son vinculantes.

esteve cge
Francesc Esteve (i) dejará el cargo de director del gabinete jurídico de la Generalitat y se incorporará al Consejo de Garantías Estatutarias

Esteve, hijo del expresidente de la Diputación de Barcelona, Salvador Esteve, y que fue nombrado jefe de los juristas por Carles Puigdemont, formará parte del CGE a propuesta de JxCat, por lo que Aragonès deberá decidir quién liderará a partir de ahora a los abogados de la Generalitat.

Candidatos

Tal como explicó Crónica Global, uno de los nombres que más suena para sustituir a Esteve es Xavier Uriós, actual número dos del gabinete, jurista experimentado que entró en el Govern de la mano de Manuel Silva, exdirigente de UDC y exmiembro del Consejo de Estado. Uriós, actual director de Asuntos Contenciosos, ha sobrevivido a gobiernos de todos los colores. Pero tiene en su contra las desavenencias con Aranzazu Colom, elegida por Aragonès para sustituir a César Puig al frente de la Dirección General de Servicios Consultivos y Coordinación Jurídica.

Quien también tiene visos de abandonar el cuerpo de letrados de la Generalitat es Dolors Feliu, que había sido directora general de Derechos y Asuntos Constitucionales, pero fue relegada por Aragonès a subdirectora de Asuntos Constitucionales, ocupando su cargo Mercè Corretja. El activismo de Feliu era muy conocido en medios jurídicos: miembro de Òmnium Cultural, de Juristes per la Independència (sectorial de la ANC) y de Sobirania i Justícia.

 

De la Generalitat a la ANC

Pero es que, además, Feliu acaba de anunciar que aspira a sustituir a Elisenda Paluzie al frente de la ANC. La entidad secesionista ha anunciado que se convertirá en plataforma electoral con la finalidad de evidenciar el fracaso de los partidos políticos en la consecución de la independencia de Cataluña. La ANC se ha mostrado muy crítica especialmente con la estrategia de diálogo de Esquerra, de ahí que su continuidad en el gabinete penda de un hilo.

Dolors Feliu es autora de un dictamen, con el que trabaja la Consejería de Interior, sobre cómo soslayar la ley de seguridad ciudadana --conocida como la ley mordaza-- en procesos de desahucios o en manifestaciones.