Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las competencias en educación, un debate abierto en Alemania / EFE

Alemania abre el debate sobre la recentralización de la educación

Una gran encuesta desvela que los ciudadanos defienden un sistema más uniforme, donde el Gobierno federal --que ya tomó el mando sanitario durante el Covid-19-- tenga más protagonismo

4 min

“Con un federalismo a la alemana no pediríamos la independencia”, dijo en una ocasión Carles Puigdemont. Sin embargo, el Covid-19 ha dado un baño de realidad a la mayoría de gobiernos e incluso el referente alemán del expresidente también ha abierto el debate sobre la recentralización de competencias.

Una amplia encuesta elaborada en el país germano [se puede leer en este enlace] demuestra que la mayoría de los alemanes defienden un sistema educativo más uniforme donde el Gobierno federal tenga mayor protagonismo. Esta discusión que, en el caso sanitario, derivo en un cambio de modelo.

El Gobierno federal asume las competencias en salud

En Alemania, cuando surgió la pandemia, las competencias en salud correspondían a los lander, pero inmediatamente el Bundesrat (Parlamento federal) aprobó una Ley de Protección de la Población en Caso de Pandemia de Alcance Nacional (27/03/20) que sustituyó la Ley de Protección de Infecciones de 2020 y el Gobierno federal asumió la lucha contra el Covid-19, incluyendo el confinamiento.

Reunión de la ministra de Educación, Isabel Celaá, con los consejeros autonómicos de Educación / CG
Reunión de la ministra de Educación, Isabel Celaá, con los consejeros autonómicos de Educación / CG

En España, el estado de alarma pilotado por el Gobierno provocó reiteradas quejas de la Generalitat contra lo que calificó de “recentralización” o “aplicación de un 155 sanitario”. El caos en la vuelta al cole también ha evidenciado que la existencia de 17 modelos educativos puede ser un lastre en la lucha contra el coronavirus y las desigualdades sociales.

En base a 10.000 entrevistas

El Centro IFO para Economía de la Educación ha hecho público un barómetro en el que demuestra que las mayoría de los alemanes prefiere que sea el gobierno federal el que tome decisiones importantes sobre cuestiones educativas. Opinan, además, que el sistema educativo debería volverse más uniforme y comparable.

El barómetro, que se basa en 10.000 entrevistas realizadas entre el 3 de junio y el 1 de julio de este año, forma parte del proyecto SAW financiado por la Asociación Leibniz. El 60% de los encuestados está a favor de que el Gobierno federal tome las decisiones importantes en política educativa. Los porcentajes varían en función de los ámbitos educativos, pues en el caso de las guarderías, los alemanes prefieren que sean los ayuntamientos los competentes.

Profesorado, vacaciones, calificaciones...

Así, el barómetro de la educación IFO indica que el 83% de los alemanes defienden un sistema interestatal vehiculado a través de un Consejo Nacional de Educación. La formación del profesorado, las calificaciones de los alumnos o el calendario vacacional, creen los entrevistados, son asuntos que deberían se objeto de estandarización nacional. Unas conclusiones que chocan con el rechazo de muchos estados federales a una la intervención federal en el sistema educativo.

En España, Impulso Ciudadano y la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB) analizaron las instrucciones de las consejerías de educación de las 17 comunidades autónomas que se dictaron con motivo de la suspensión de la actividad educativa presencial en los centros docentes. Y concluyeron que las diferentes políticas aplicadas provocaban desigualdades educativas dependiendo de la autonomía en la que se cursen los estudios.

Destacadas en Política