Menú Buscar
El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos / EFE

PSOE intercambia con ERC los primeros “papeles” para investir a Sánchez

Ábalos anuncia que intentan “concretar” el acuerdo con los independentistas y confirma que “hay interés” en cerrar el año con un nuevo Gobierno

3 min

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha confirmado este miércoles que ya intercambian los primeros papeles con ERC para concretar el acuerdo de investidura de Pedro Sánchez. Detalla que los equipos negociadores buscan cómo concretar el “acuerdo sobre el papel, que es lo que va a contar”.

Ha avanzado algunos detalles, como que los independentistas habrían renunciado a incluir la vía unilateral en este acuerdo que se intenta rubricar. Al serle preguntado sobre este extremo ha manifestado: “Sí, creo que sí” como única respuesta.

¿Investidura a finales de año?

Cuándo se suscribirá el pacto es la gran pregunta pendiente de contestar. El socialista ha eludido en todo momento poner una fecha. “Creo que estamos más cerca”, ha remarcado en una entrevista en RTVE, “es posible y deseable, pero no depende de nosotros”.

Ábalos reconoce que entre las filas socialistas “hay interés” para “cerrar el año con un Gobierno”. Se especula en intentar sacar adelante la investidura el próximo 30 de diciembre, aunque los implicados (incluido Podemos) se resisten a señalar ninguna fecha concreta.

Congreso de ERC

Considera que el congreso de ERC que se celebrará este fin de semana no será “determinante” para el futuro de las negociaciones. Respecto a la discreción y el secretismo con el que se mantienen, el ministro de Fomento en funciones intenta demostrar que “no hay margen de opacidad” y asegura que “todo cuanto se ha producido se ha comunicado”.

Entre las cuestiones más delicadas, está la de abrir un proceso de diálogo político en que “Cataluña tenga un cauce de expresión democrática que, además, no contemple o aleje cualquier decisión unilateral”. Ábalos contesta a los críticos con la negociación con ERC que no se trata de “ceder”, sino de sacar adelante lo que el PSOE ha acuñado como la “legislatura del diálogo”.