¡Que vienen los chinos!

Carlos Díaz Güell
4 min

El reciente acuerdo al que han llegando ACS y Firion Investments, fondo de inversión participado por China Tianying, para la venta del 100% de su participación en Urbaser, su filial de servicios medioambientales, por una cifra que oscila entre los 2.212 y 2.463 millones de euros, no solo va a permitir reducir el apalancamiento de ACS, al desprenderse de un negocio intensivo en inversión y en capital, sino también colocar a España en el mapa mundial de las inversiones chinas. Esto es algo que hasta recientemente ha sido algo testimonial, como lo demuestra el hecho de que no fue hasta 2010 cuando se superaron los 10 millones de euros de inversión, aunque en 2015 alcanzó los 423,28 millones de euros, 190 menos que en 2014.

La venta de Urbaser, la filial de ACS, a Firion Investments coloca a España en el mapa mundial de las inversiones chinas

China ha pasado de ser la fábrica del mundo a uno de los inversores más codiciados y, aunque España no ha estado en el punto de mira en los inversores chinos en la última década, como ha  ocurrido con el Reino Unido, Francia o Alemania debido a "sus diferentes estructuras empresariales e industriales" y al escaso interés de las autoridades españolas por promocionar España hasta bien recientemente, el aumento futuro --quizás espectacular-- de las inversiones chinas es cuestión de tiempo, y el interés mostrado por el capital chino por los equipos de futbol español es presagio de su disposición de establecerse en España en sectores como el agroalimentario, el hotelero, el inmobiliario o el de energías renovables.

La rapidez con que los inversores chinos se están orientando hacia el exterior, tanto para crecer como para incrementar su influencia global en un contexto de moderación interna, no tiene precedentes en ningún ciclo económico global de la era moderna y avala las predicciones sobre el futuro de las inversiones chinas en España. Todo ello a pesar de que experiencias sufridas por Grupo Wanda con la compra del Edificio España por 265 millones de euros y su falta de entendimiento con el Ayuntamiento de Madrid no benefician la evolución de este proceso.

Los expertos instan al gobierno español a seguir haciendo reformas estructurales para aumentar su tasa de crecimiento económico y mejorar su atractivo como destino para el capital chino

El hecho de que China se encuentre entre los tres países que más invierten en el extranjero, unido a que actualmente vive en China el 20% de la población mundial, aunque solamente cuenta con el 9% de la tierra cultivable, hace pensar que el capital chino va a seguir una imparable carrera por establecerse en países en donde las expectativas de negocio resulten razonables. Para ello los expertos apuntan a la necesidad de que el gobierno español siga haciendo reformas estructurales para aumentar su tasa de crecimiento económico y mejorar su atractivo como destino para el capital chino, a la vez que debe reducir las barreras reguladoras y culturales para que sea más fácil que los empresarios chinos inviertan en España.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carlos Díaz Güell?
Carlos Díaz Güell

Empezó en el periodismo escribiendo de economía cuando nació 'El País' y hoy sigue haciendo lo mismo. Entre las dos fechas, ha tocado todos los palillos de la comunicación: ha dirigido periódicos económicos, facultades de periodismo y se ha responsabilizado de la comunicación en la Administración Pública o empresas y entidades como Iberia o el Banco de España.