Menú Buscar

El Gobierno invertirá 115 millones en el Barcelona Supercomputing Center

El Ministerio de Ciencia aportará el 60% de la financiación del centro computacional hasta 2029, una inyección que garantiza la instalación del Marenostrum 5

El supercomputador MareNostrum, en el Barcelona Supercomputing Center / EUROPA PRESS
El supercomputador MareNostrum, en el Barcelona Supercomputing Center / EUROPA PRESS

El Gobierno de España destinará 115 millones de euros de financiación pública al Barcelona Supercomputing Center (BSC) en la próxima década. Así lo ha autorizado este martes el Consejo de Ministros, que ha ratificado el convenio que firmarán el Ministerio de Ciencia, la Generalitat y la Universidad Politécnica de Cataluña para financiar este centro de investigación.

Los 115,1 millones que aportará el ministerio de Pedro Duque suponen un 60% de la inversión total que recibirá hasta 2029 el Centro Nacional de Supercomputación, ubicado en Pedralbes. Uno de los proyectos que requieren financiación más urgente es el Marenostrum 5, un superordenador que debe ser adquirido y puesto en marcha junto a sus infraestructuras de investigación asociadas.

Reforzar las infraestructuras

Otros focos de inversión serán una nueva subestación eléctrica, que también debe ser adquirida y puesta en marcha; el centro de proceso de datos, que será adaptado para su uso en supercomputación; y todos los costes operativos adicionales que generará el mantenimiento de estas nuevas infraestructuras.

Además de la aportación económica, el Ministerio de Ciencia concederá al BSC un préstamo de 47,9 millones de euros. Esta cantidad deberá devolverse entre 2023 y 2029, “con cargo a las aportaciones de las administraciones consorciadas, sus propios fondos o fondos comunitarios”, según ha detallado el propio ministerio en un comunicado.

Garantizar la renovación

El objetivo del acuerdo de la UPC con los dos gobiernos es renovar su colaboración para garantizar una financiación del BSC que permita su funcionamiento. Y que, además, deje cerradas las inversiones que hacen falta para cumplir los compromisos internacionales del centro.

El BSC es la sede del superordenador Marenostrum, que tiene una de las mayores capacidades de cálculo de toda Europa. El organismo asume las funciones de centro de investigación público pero también de operadora de servicios para la comunidad científica internacional, y algunos de sus proyectos han dado lugar a iniciativas empresariales.