Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de la Generalitat de Cataluña Quim Torra / EUROPA PRESS

Quim Torra

1 min

Las ansias de protagonismo del expresidente de la Generalitat le llevan a realizar actos como el de donar la pancarta que le apeó de plaza Sant Jaume al Museo de Historia de Cataluña con toda solemnidad. El identificador al público de tal apreciada pieza debería dejar claro que Torra al final sí la retiró, pero no en el plazo que le había marcado la Junta Electoral Central para garantizar la necesaria neutralidad política que deben tener instituciones como la Generalitat en periodo electoral.

Por ello no frenó a tiempo el correctivo que ha provocado a su inhabilitación y ha llevado al Govern a una falta de liderazgo inaudito en un contexto igual de insólito, una pandemia mundial que obliga a gestionar y a tomar decisiones que deberían aunar el máximo consenso posible. ¿Es este un legado a reivindicar?