Menú Buscar
Personal de sanidad protegido contra el coronavirus en un hospital / EUROPA PRESS

Rebelión de la sanidad privada contra el Govern

2 min

El Govern decidió aprobar hace unos días una paga a todos los trabajadores de la sanidad que estuvieron implicados en la lucha contra el virus del Covid-19. Pero no todos los que se dejaron la piel podrán cobrar estos incentivos. Los trabajadores de la sanidad privada, que durante la pandemia fueron puestos al servicio de la sanidad pública, y que se dejaron la piel como sus compañeros, no están contemplados en este reparto de la paga extra del coronavirus.

El malestar es monumental entre el conjunto de los sanitarios y también en el colectivo de médicos. UGT ha convocado una concentración de delegados ante la sede de la conselleria y entregarán una carta a la consellera Alba Vergés. En la carta, UGT-Sanidad no sólo critica el “olvido” de la consellera para con los trabajadores de la privada, sino que considera el complemento “injusto, clasista y sectario”, por la discriminación en los importes en función de la categoría profesional. UGT recrimina a la consellera que los trabajadores de la privada “trabajaron para el sistema público atendiendo a enfermos del sistema público”.

En otro comunicado, firmado por CCOO --sindicato mayoritario del Hospital General de Catalunya-- y Facultatius Associats --asociación médica del citado hospital--, remitido a todos los partidos del Parlament, reclaman que “se atienda nuestra reivindicación y recibir la misma compensación”, que los trabajadores de la sanidad pública.

El Govern presentó esta “paga” como una “graciosa” compensación, totalmente paternalista, porque no estaba obligado a realizarla. En el Govern se las prometían muy felices y tras la aprobación del decreto han logrado una extraña unidad: descontento generalizado y el Govern obligado a dar respuestas porque está contra las cuerdas.