Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Hugo, un joven de 17 años víctima del cáncer / NIUS

El último mensaje de Hugo, un joven de 17 años con un linfoma

El adolescente lanza un mensaje de positividad y reivindicación para que haya más inversiones en investigación

4 min

Hugo era un joven de 17 años al que le diagnosticaron un linfoma incurable. La enfermedad ha acabado con su vida, pero él tenía claro que quería lanzar un último mensaje antes de irse de este mundo.

Por deseo expreso de él, la familia ha hecho público una grabación en el que el adolescente explica todo lo que vivió y lo que aprendió a raíz de su diagnóstico hace tan solo un año.

Primera reacción

"Estaba en la cama y vino mi madre y me dijo: tienes linfoma. Busqué en internet, y casi fue peor”, recordaba a una reportera de Nius. “Es mejor preguntarle a los médicos porque en la red no sabes lo que es verdad y lo que no”, apunta.

Él admite que cuando se lo dijeron lo primero que pensó es que era “imposible. Joven, deportista…”. Luego trató de luchar. “No sirve de nada enfadarse”, apunta, “porque no pueden hacer nada más”.

Consejos

Señala que “otra cosa que siempre nos dicen es que al cáncer hay que ponerle nombre y apellidos. Porque la cura, o no, y el tratamiento, dependen de ese nombre y ese apellido". Lo hizo, pero reconoce que “a veces las cosas salen bien y otras, por mucho empeño que pongas, no salen. Y no hay que enfadarse con la vida, porque la vida es así. ¿De qué te sirve enfadarte? De nada. Hoy me toca a mí y mañana puedes ser tú. Deberían enseñarnos a lidiar con las enfermedades y a gestionar emociones incluso en el colegio, en los institutos”.

“Quiero contar mi historia porque creo que puede serviri a mucha gente de mi edad para que se den cuenta de que hay que valorar más la vida. Disfrutar el día a día y vivir”, subraya. Así como deja un mensaje de agradecimiento a sus padres, su hermana y sus tíos, “las personas que me han ayudado más”. De hecho, su hermano, sus 14 años, fue donante de médula. El tratamiento no funcionó.

Reivindicación

El joven tampoco ha querido dejar pasar la oportunidad para enviar un mensaje en apoyo de la “investigación, que sé que hay, pero hace falta más”. “Se han hecho vacunas para una enfermedad que hace dos años no existía, y al final hay una vacuna supermundial y el cáncer lleva existiendo mucho más tiempo y aún no se cura”, lamenta.

"Ahora me siento feliz de haber podido contar mi historia, estoy contando lo que siento y lo que me sale. Y pido por favor que se invierta más en todos los tipos de cáncer. Si no se investiga hay mucha gente que se muere”, insiste.