Menú Buscar
Pocahontas, la labradora adiestrada que fue raptada por cuatro hombres / TWITTER

Raptada pistola en mano, un día antes de ser entregada a un niño discapacitado

Cuatro hombres bajaron de una furgoneta, armados con una pistola, y le robaron la cartera y la labradora a un entrenador de la Fundación Bocalán

4 min

La Fundación Bocalán es una escuela de formación canina que, entre otras cosas, entrena a perros para ayudar a invidentes en su día a día. A principios de semana, uno de los entrenadores estaba paseando entorno al Paseo del Deleite del municipio de Aranjuez mientras entrenaba a una perrita llamada Pocahontas. Pero el susto que se llevó durante el paseo aún no se le ha pasado.

El hombre realiza ejercicios al aire libre habitualmente por esa zona con los perros que entrena, pero no se esperaba que apareciera una furgoneta Renault Express de color blanco con cuatro hombres que le apuntaron con una pistola y le pidieron la cartera. Y aún menos cuando, tras dársela, se llevaron a la perrita. A pesar de que no fue pequeño, el susto no fue lo peor: Pocahontas le iba a ser entregada a un niño con discapacidad a la mañana siguiente.

Piden colaboración ciudadana

El responsable de la organización, Teo Mariscal, se encargó de dar difusión al caso mediante las redes sociales. Espera ayuda ciudadana para dar con Pocahontas, una perra con la que llevaban más de un año entrenándola. Según Mariscal, el trabajador que sufrió el atraco "se quedó paralizado" y ahora "se pasa el día llorando y pidiendo perdón". 

"Todos habríamos hecho lo mismo en una situación así", apunta el responsable de la Fundación Bocalán, que promete en los carteles mandados por Internet una recompensa de 800 euros a quien pueda devolverla. También pide que cualquiera que pueda aportar algún tipo de información, pregunte por él llamando al teléfono 640754002.

La denuncia está interpuesta

Desde la Fundación Bocalán sospechan que un grupo que está asentado en un poblado de la zona puede estar detrás del robo. La denuncia ya está interpuesta en la Policía y el Seprona también está al tanto del caso, pero no confían en poder recuperar a Pocahontas. "Vieron que la perra llevaba chaleco y que está entrenada".

"Han debido pensar que vale dinero", opina Mariscal, quien cree que entre los planes de los ladrones puede estar vender a Pocahontas o quedarse con ella como capricho. Pocahontas es una hembra de labrador de color negro de corta edad, bastante grande de tamaño y recién esterilizada. De hecho, aún se puede ver la cicatriz de la operación a simple vista.