Menú Buscar
Baia Do Sancho, en Fernando de Noronha donde ha dado a luz la mujer / BRASIL TURISMO

Da a luz en una isla brasileña donde están prohibidos los partos

Ningún bebé ha nacido en la isla brasileña de Fernando de Noronha durante los últimos doce años

3 min

Fernando de Noronha es un pequeño archipiélago y Parque Nacional Marino situado en la costa norte de Brasil. Su superficie es de 26 kilómetros cuadrados y está formado por 21 islas de las cuales solo está habitada la mayor de ellas, con quien comparte nombre. Tal es el valor de su ecosistema que en 2001 la UNESCO declaró el lugar Patrimonio de la Humanidad. Hasta aquí todo normal, pero ¿sabías que también es uno de los pocos puntos del planeta donde está prohibido dar a luz?

Una década sin partos

Hace ya doce años, las autoridades brasileñas negaron a las mujeres embarazadas de la zona la posibilidad de dar la bienvenida a su bebé en la isla. Esto se debe a la ausencia de unas instalaciones sanitarias adecuadas que permitan asistir una urgencia de semejantes características.

Mujer embarazada / CREATIVE COMMONS

Mujer embarazada / CREATIVE COMMONS

Desde entonces, las futuras madres deben abandonar su hogar a partir de la semana 34 de gestación, para así poder dar a luz en la capital: Recife, a 545 kilómetros de distancia. Afortunadamente, la Administración se encarga de abonar el precio de los billetes de avión, el hotel, el transporte para las consultas médicas y tres comidas diarias. Un detalle que compensa la desarticulación de la única sala de maternidad que había en la isla, con un alto coste de mantenimiento y una media de 40 partos anuales.

Las normas están para romperlas

A pesar de la prohibición, una mujer dio a luz en Fernando de Noronha el pasado 19 de mayo. La joven tuvo que asistir a su bebé en su propia casa, justificando a los presentes que desconocía la existencia de dicho embarazo. Una declaración para muchos sospechosa, ya que la nueva madre tuvo hace años otro hijo que sí nació en el continente.

"La noche del viernes tuve dolores y cuando fui al baño vi algo saliendo entre mis piernas. Ahí fue cuando el padre del bebé vino y lo recogió. Era un bebé, una niña", declaró a los medios la nueva madre, cuya identidad ha querido dejar en el anonimato.