Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de la policía de Elche / EP

Una mujer mató a sus dos hijos nada más dar a luz: "Creía que estaba de cuatro meses"

El fiscal pide 44 años de cárcel por sendos delitos de asesinato, a pesar de que la joven ya lleva dos años en prisión por ello

3 min

Una mujer ha sido acusada de matar a sus dos hijos nada más dar a la luz en el baño de su casa en Elche. La joven, de 30 años, ha declarado ante el jurado popular este mismo lunes a puerta cerrada. Según ella misma afirma, "creía que estaba embarazada de cuatro meses" y que no sabía que se había puesto de parto. 

La mujer lleva casi dos años en prisión por este suceso. Sin embargo, ahora acusan a la joven de dos delitos de asesinato con la agravante de parentesco, por los que se enfrenta a una petición de 44 años de prisión

Acusada por sendos delitos de asesinato

La madre sigue alegando lo mismo que ya declaró en su día: que no recuerda apenas lo que sucedió porque, cuando dio a luz, estaba muy débil por la sangre que había perdido. En la misma línea, la defensa se apoya en que su clienta tiene una supuesta discapacidad intelectual que le absolvería de cualquier delito mayor. 

Lo que la acusación pública alega sobre este caso es que la mujer comenzó a sentir fuertes dolores abdominales en la madrugada del 30 de enero de 2020. Tras romper aguas, y sin pedir ayuda a los familiares con los que convivía en el momento, se encerró en el baño y dio a luz a un niño y a una niña. 

Su versión

Acto seguido, la mujer introdujo a las criaturas en una bolsa de plástico junto a sus respectivas placentas y cordones umbilicales, sin darle ningún tipo de asistencia médica a sus bebés. Tras cuatro horas encerrada en el baño, salió cubierta con una toalla y la bolsa que contenía a los recién nacidos sin que nadie se percatase de ello

Aunque ella alegó que se trataba de un aborto debido a la cantidad de sangre que perdió, el servicio de Ginecología del Hospital del Vinalopó aseguró que en realidad era un doble "parto a término". Cuando los médicos descubrieron los cuerpos, determinaron que "se encontraban en el momento del parto y que ambos fallecieron ya iniciado su nacimiento".