Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos personas utilizan el sistema operativo Bizum / EP

Llegan las estafas a través de Bizum: "Mira la cuenta de tu madre, tiene 400 euros menos. Jódete"

Una mujer puso a la venta un dormitorio en un portal de internet y su hijo evitó que pagara 1.600 euros al supuesto comprador

3 min

El sistema operativo Bizum ha supuesto un antes y un después en el mundo de las transferencias. Esta opción nació con la intención de ayudar a los jóvenes a poder pagar cuentas conjuntas y enviar pequeñas cantidades de dinero a sus amigos. Pero ahora, con el paso del tiempo, son muchos los que han encontrado otras funcionalidades.

Eso ha descubierto ahora Marga, una mujer que puso a la venta los muebles del dormitorio de su hijo en un conocido portal de internet. Un supuesto comprador contactó con ella asegurándole que tenía mucha prisa por hacerse con ellos, pero se trataba de una estafa que le costó 400 euros. Eso sí, pudieron ser muchos más.

Bizum permite solicitar pagos

Bizum es uno de los métodos de pago más utilizados en la actualidad. Para poder realizarlo, únicamente necesitas el número de teléfono de la persona a la que quieras mandarle el dinero. Sin embargo, también permite solicitar pagos, una opción no tan empleada ni conocida.

De esta forma estafaron a Marga, que en vez de recibir el dinero de una venta acabó pagando al timador: "Me dijo que me iba a mandar los 400 euros y que yo tenía que darle al botón de aceptar. Me lo mandó cuatro veces y yo, que de verdad necesitaba el dinero, le di a una de las solicitudes".

Podría haber perdido 1.600 euros

"No sabía que, en vez de mandármelo, me lo estaba pidiendo a mí, y yo acepté la operación", ha confesado la víctima al programa Cuatro al día. Como tantos otros, Marga no conocía que Bizum tenía la opción de pedir dinero, no solo de pagar. Pero, por suerte, únicamente aceptó una de las solicitudes.

Fue su propio hijo el que se dio cuenta de lo que estaba pasando, y quien salvó a su madre de perder 1.600 euros en vez de ganar los tan necesitados 400 euros. "Mira la cuenta de tu madre, tiene 400 euros menos. Jódete", le contestó el estafador cuando trató de arreglar el malentendido.