Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de una persona utilizando Whatsapp / EP

Un joven asfixia hasta la muerte a su madre y se hace pasar por ella en Whatsapp

El hijo tuvo el cadáver envuelto en plástico y lo escondió en una habitación del garaje de su casa durante nueve meses

2 min

Un joven ha sido ingresado en prisión y acusado de permanecer 31 años allí por asesinato, fraude en la Seguridad Social y falsedad documental. Al parecer, el hombre habría asesinado a su madre, ocultando su cuerpo en su casa durante nueve meses y se habría hecho pasar por ella en Whatsapp todo ese tiempo. 

Los Mossos d'Esquadra encontraron el cuerpo sin vida de Carmen, de 63 años, en su casa de Sils (Gerona). Sin embargo, las condiciones en las que se la encontraron fueron de lo más escabrosas: el cadáver estaba envuelto con cinta adhesiva en plástico y una sábana

Nueve meses después

Por si fuera poco, la policía la encontró en la habitación del garaje de la casa que compartía con su hijo. Sin embargo, la puerta del cuarto estaba tapada con espuma de poliuretano para evitar el mal olor del cuerpo podrido. 

Con todo, las investigaciones apuntan a que el crimen se produjo mucho antes, hacía nueve meses, de hecho. La mujer tenía una cita con el médico y nunca se llegó a presentar. Es por eso que las sospechas sobre el autor del crimen recaen en su hijo Jorge, de 45 años: el hombre la habría asfixiado, tapándole las vías respiratorias, hasta la muerte. 

Levantó las sospechas

Después, se habría hecho pasar por su madre para evitar que la gente supiera que su madre estaba muerta. Sin embargo, en los mensajes que enviaba a sus amigas y sus familiares, cometió algunos errores que terminaron delatándolo; por ejemplo, a sus amigas les hablaba siempre en castellano, pero Jorge lo hacía en catalán

Todo apunta a que el hombre lo hizo para quedarse la pensión de 760 euros que cobraba su madre, además de los 13.000 euros que pidió en préstamo mientras se hacía pasar por ella.