Menú Buscar
Puente Eiffel de Girona, uno de sus principales lugares por descubrir/ JOAN PS EN PIXABAY

Estos son los 5 lugares más desconocidos de Gerona, ¿los conocías?

Paisajes repletos de belleza, construcciones desconocidas y una serie de motivos que hacen de la provincia de Girona un lugar de lo más especial

CARLOS ZAPATERO
6 min

Girona es una provincia de Barcelona con una gran herencia histórica, el ambiente que se respira en su casco antiguo y la gran cantidad de atractivos que ofrece a sus visitantes hacen de ella un lugar mágico.

Pese a su popularidad, no son pocos los rincones con los que aún se puede sorprender a sus visitantes, desde baños judíos al tren cremallera más largo de España.

Un cementerio de espíritu modernista

La corriente modernista causó un gran impacto en la ciudad de Barcelona, con diferentes construcciones que terminaron por convertirse en parte de la esencia de la Ciudad Condal. Su relevancia fue tal que en algunas de las provincias más cercanas a ella, también se pueden encontrar diferentes elementos de esta corriente arquitectónica, como es el caso de Lloret de Mar y su cementerio. 

Situada a 38 kilómetros de la ciudad de Girona, Lloret de Mar es una de las localidades más conocidas de la provincia. Entre sus múltiples atractivos destaca su cementerio, proyectado a finales del Siglo XIX e inaugurado en el año 1902. Fue financiado por fondos particulares de indianos que se habían ido a América a trabajar y que, en su vuelta a su localidad natal, habían acumulado una importante riqueza y se querían preocupar tanto por tener una buena mansión para vivir, como para por descasar, tras su muerte, en el mejor cementerio posible. Por ello, para su construcción se contó con algunos de los mejores arquitectos del mundo de la época, como Josep Puig i Cadafalch o Eusebi Arnau, entre muchos otros. 

Baños judíos únicos en España

En la localidad de Besalú, a 30 kilómetros del centro de Girona, se encuentran unos baños judíos que son únicos en España. Situados junto al río y adosados a una antigua sinagoga, estos baños eran el lugar en el que los feligreses descansaban y se aseaban antes de la celebración del Shabbat.

Era habitual que las mujeres acudiesen a estos baños para, una vez casadas y estando embarazadas, decidiesen que era el momento de conseguir la purificación total, por medio de sus aguas. Actualmente, y pese al paso de los años, todavía se encuentran perfectamente conservados, conformando un importante atractivo turístico para todos sus visitantes. 

El puente de Girona

Pese a que no todo el mundo lo conoce, el característico puente de metal rojizo que se encuentra situado en el centro de la ciudad de Girona es único en el mundo, especialmente para los amantes de la historia de arquitectura. Conocido como el puente de Les peixateries velles, une las dos orillas del río Onyar, característico en la ciudad. Su principal característico es que fue construido por el célebre ingeniero francés, Gustave Eiffel.

Créditos: Puente de Girona por Makamuki con licencia de reutilización de PIXABAY
Créditos: Puente de Girona por Makamuki con licencia de reutilización de PIXABAY

Pese a que no guarda similitudes estéticas con su obra más conocida, sí que es cierto que la manera en la que sus vigas de hierro se entrecruzan y la imagen que desprende por estar situado en el lugar que ocupa, centran toda la atención. Fue uno de los primeros puentes en ser construido con hierro en la Península Ibérica. 

Palamós y su característica bodega

La bodega vanguardista de Palamós es uno de sus secretos mejor guardados de la zona. Se encuentra situada en la finca de Bell-Lloc y, desde el exterior, es posible disfrutar de las vistas que ofrece la sucesión de planchas de acero de gran tamaño que van dibujando diferentes espacios físicos en los que el vino es el gran protagonista. 

Fue diseñada por el estudio de arquitectura catalán RCR Aranda Pigem Vilalta y, hoy en día, cada vez son más los curiosos que acuden a esta construcción para conocer de cerca una de las bodegas más modernas que se pueden disfrutar en todo el territorio español. 

El tren cremallera más largo de España

El tren Cremallera de Núria no solo es uno de los más conocidos de España por los paisajes que ofrece, sino que también es popular por ser el más largo de todo el territorio nacional. Con un recorrido de 12 kilómetros, en los que tiene que salvar un desnivel de más de 1000 metros, conecta el Valle de Nuria con la localidad de Ribas. 

Especialmente durante el invierno, cobran especial atención los paisajes que atraviesa, repletos de belleza y con la presencia de la nieve centrando toda la atención.