Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Piscina del Sea View Resort de Tailandia

Un hombre se enfrenta a dos años de cárcel por publicar una crítica negativa de un hotel

El detenido narra el mal trato recibido por el establecimiento y éste le acusa de incumplir las normas y difamarlos

4 min

Un hombre se enfrenta a dos años de cárcel por publicar críticas negativas de un resort de Tailandia. La Justicia le acusa de difamación.

“El hotel había solicitado al acusado que retirase esos comentarios, pero ése se negó a hacerlo e insistió en llevar el asunto ante los tribunales”, señala Thanapon Taemsara, el coronel de la policía del distrito de la isla de Koh Chang, en el sur del país.

"Ataque premeditado"

El administrador de habitaciones del Sea View Resort, Tom Sturop, asegura que fue “un ataque premeditado”. El acusado difundió por internet varias reseñas hablando mal del establecimiento “semana tras semana”. Aun así, desconocen cuál es la finalidad.

Los responsables del hotel trataron de contactar con él y, al no conseguirlo, acudieron a la policía. De hecho, mantienen que la detención “fue una decisión de las autoridades”.

Multas de miles de euros

El autor de los comentarios, un estadounidense residente en Tailandia, fue detenido el 12 de septiembre, y puesto en libertad algunos días después tras pagar una fianza de 100.000 bat (2.700 euros). Ahora, deberá responder a la acusación de difamación, que acarrea una posible pena de hasta dos años de prisión y una multa de 200.000 bat (5.400 euros).

La web donde estaban publicadas las reseña, TripAdvisor, ya están retiradas de la web. En ellas, se decía que se “trataba a los trabajadores como esclavos” y que el gerente del restaurante es “extremadamente maleducado con los clientes”. Asimismo, recomendaba evitar el hotel “como si fuera el coronavirus”.

Actitud del cliente

Por su parte, el resort alega que fue el cliente el problemático. Él y un amigo llevaron al restaurante bebidas del exterior en contra de las reglas del mismo. Cuando se los apercibió “empezaron a montar un escándalo”, tras lo cual tuvo que intervenir el gerente.

Tras una negociación, se les permitió consumir las bebidas sin pagar. Al día siguiente, 28 de junio, “el cliente y sus amigos dejaron el hotel sin más quejas” y un día después comenzaron las críticas negativas en internet.

Antecedentes

No es la primera vez que se da un caso así en Tailandia. En diciembre del año pasado, un tribunal del país condenó a dos años de cárcel por injurias a una periodista por hablar en Twitter sobre una denuncia de explotación de trabajadores inmigrantes birmanos en una granja de pollos del país.

Con el caso del hotel, varias organizaciones de defensa de los derechos humanos han denunciado el uso de demandas del delito de difamación como una forma de intimidación y de acoso para silenciar a activistas y periodistas.