Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una mujer compra un cupón en un puesto de loterías / EUROPA PRESS

Encontrar un décimo de Lotería y quedarse el dinero es delito

La estafa y la apropiación indebida, que son los tipos penales que se aplican en estos casos, conllevan penas de prisión

3 min

Puede resultar tentador, pero el riesgo es tan alto que puedes acabar en la cárcel.

Este 22 de diciembre se celebra el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, que este año repartirá 2.408 millones de euros en premios. Cada español gastará una media de 72 euros. Sin embargo, no es la primera vez que alguno de estos preciados boletos se extravía y termina en manos de otra persona, que decide quedárselo y, si ha hay suerte, cobrar el premio.

Esa persona podría incurrir en un delito de apropiación indebida, según se recoge en el Código Penal, y podrían obligar a devolver la cantidad recibida. Y ¡ojo! porque las condenas oscilan entre seis meses a tres años o uno a seis años, salvo que ya estuvieran castigados con una pena más grave en otro precepto).

Lo que dice el Código Penal

Así lo recoge La Información, que cita a Noticias Jurídicas, que especifica que el artículo 253 del Código Penal, y consiste en "aquella conducta por la que un sujeto al recibir dinero o cualquier otro bien con obligación de devolver lo recibido, lejos de cumplir con ella, lo incorpora a su patrimonio o le da un destino distinto del que le corresponde".

Aunque un décimo de Lotería no es nominativo, su compra genera una posesión por parte del comprador. Además, existen varias sentencias en las que se ha obligado a las personas que encontraban décimos premiados a devolver el importe del premio. 

Entregar el décimo a las autoridades

En el caso de encontrar un boleto premiado, lo mejor es devolverlo, bien al legítimo propietario —en caso de conocer quién es— o entregándolo a las autoridades correspondientes, ya que además por ley deberá recibir una gratificación del 10% del valor total del premio.

Para evitar disgustos, lo más aconsejable después de comprar un décimo de Lotería es realizar una fotocopia o una fotografía al boleto adquirido, así como anotar en el reverso del boleto nuestro número del DNI. De ese modo, no habrá mejor manera de probar que ese décimo nos pertenece.