Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un vehículo de la Policía Nacional, cuerpo que ha desarticulado un grupo criminal que habría estafado más de 240.000 euros / EP

Decretan el internamiento de cuatro de los cinco menores por la violación grupal de Burjassot

El quinto arrestado ha quedado en libertad vigilada con orden de alejamiento de las víctimas de 12 años y falta un sexto presunto implicado

3 min

El Juzgado de Menores número 2 de Valencia, a instancias de la Fiscalía de Menores, ha decretado el internamiento en un centro en régimen cerrado a cuatro de los cinco menores detenidos por la violación de dos niñas de 12 y 13 años en una casa abandonada de Burjassot.

Así las cosas, el quinto detenido quedará en libertad vigilada con orden de alejamiento de las dos víctimas, con las que tiene prohibido comunicarse por cualquier medio. Se trata de una medida cautelar que, en principio, se prolongará hasta que se celebre el juicio contra los acusados.

Disturbios en la detención

Los menores, con edades comprendidas entre los 15 y los 17 años, han sido detenidos a primera hora de la mañana a los presuntos autores de las dos violaciones, una de ellas grupal, que han sufrido dos niñas de 12 años en Burjassot (Valencia). Las agresiones se produjeron a última hora de la tarde del lunes 16 de mayo en una casa abandonada del municipio.

Durante estas horas que ha durado el interrogatorio, se han producido algunos altercados entre los familiares de los arrestados y los medios de comunicación que esperaban ante el edificio de la Ciudad de la Justicia. Es por ello que varios agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los antidisturbios, han tenido que intervenir para apaciguar los ánimos.

Así sucedieron los hechos

De momento, aún está pendiente el arresto de un sexto presunto implicado en la violación grupal a una niña de 13 años y la violación individual de una amiga suya de 12. Así las cosas, la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional se hizo cargo de las investigaciones y, gracias a su pronta actuación, ha permitido encontrar a los responsables a las pocas horas del trágico suceso.

Las primeras pesquisas apuntan a que uno de los agresores contactó con sus víctimas a través de Instagram y ellas habrían accedido a mantener una cita de forma voluntaria con dos de los menores. Finalmente, se presentaron en la casa abandonada donde habían quedado los cuatro chicos que participaron en las agresiones.