Menú Buscar
Un hombre sujeta a un bebé tumbado sobre su torso / CG

Muere un bebé de seis semanas por coronavirus

Estados Unidos acaba de conocer el caso de un recién nacido que podría haber fallecido debido a complicaciones relacionadas con el Covid-19

3 min

Estados Unidos está viviendo el ascenso del coronavirus de un modo muy rápido y cruel. Hace pocos días, el presidente del país, Donald Trump, aún pensaba que la enfermedad no impactaría tan de lleno en territorio estadounidense. Hoy, la realidad es muy distinta alcanzando la friolera de 213.372 casos en todo el país. Solo en Nueva York hay más de 84.000 contagiados, y prevén el pico a finales de abril.

Mientras las previsiones auguran una dura batalla frente al Covid-19 en América, el gobernador Ned Lamont lamenta la que podría ser la muerte más precoz de esta pandemia mundial. Según las primeras investigaciones, un bebé de apenas seis semanas de vida podría haber fallecido víctima del coronavirus.

La víctima mortal más joven

Estados Unidos se encuentra en estado de shock al darse a conocer la triste noticia de un bebé recién nacido que ha fallecido en el estado de Connecticut, supuestamente, por complicaciones relacionadas con el coronavirus. Un caso que, de confirmarse, lo convertiría en la víctima mortal más joven de la que se tiene conocimiento.

Lo ha anunciado mediante un tuit el gobernador del mismo estado, Ned Lamont, que ha publicado un texto en el que lamentaba "con tristeza desgarradora" la confirmación de "la primera muerte pediátrica en Connecticut relacionada con la Covid-19. Un recién nacido de 6 semanas del área de Hartford, que fue llevado sin respuesta a un hospital a finales de la semana pasada y no pudo ser salvado”.

Se desconocen patologías previas

El gobernador explicó que las pruebas confirmaron anoche que el recién nacido dio positivo en las pruebas de coronavirus, pero no se detalla si nació con alguna patología previa. “Creemos que esta es una de las vidas más jóvenes perdidas en cualquier lugar debido a complicaciones relacionadas con el coronavirus”, apuntó Lamont.

El gobernador de Connecticut recordó que este es un virus que “ataca a los más frágiles sin piedad. Esto también enfatiza la importancia de quedarse en casa y limitar la exposición a otras personas. Tu vida y la vida de los demás podrían literalmente depender de ello. Nuestras oraciones están con la familia en este momento difícil”, continuó el gobernador.