Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una persona coge la mano de un bebé / EP

Un bebé de cuatro meses muere tras ser ignorado varias veces en dos hospitales

La familia de la víctima investiga las causas del deceso y apunta a un posible delito de "homicidio por imprudencia"

3 min

La justicia investiga la muerte de una bebé de cuatro meses y que se visitó en más de cinco ocasiones en dos hospitales distintos de Málaga.

El día 18 de septiembre la pequeña empezó a sentirse mal. Tenía fiebre, erupciones en la piel y vómitos. Acudieron a urgencias y le dieron el alta.

Pruebas

La situación no remitió, empeoró. La llevaron a otro centro y le hicieron las pruebas pertinentes. Le detectaron una infección respiratoria por lo que le dieron un tratamiento y volvieron a darle el alta.

La evolución de la pequeña no fue a mejor. El 21 de septiembre fueron directamente a su pediatra quien, al ver el cuadro que presentaba, ordenó que se le hicieran más pruebas --una analítica, una PCR y una placa del tórax-- en el Hospital Materno. “Sólo estuvieron dentro 15 minutos. No le hicieron nada", afirma el abogado de la familia.

Nuevo diagnóstico

La salud de la bebé era igual de inestable. Al día siguiente fueron a los dos hospitales y que acabaron dándole el alta y el 23 de septiembre regresaron a las urgencias del Materno y esta vez detectaron una posible inflamación del hígado.

La menor fue trasladada a la unidad de cuidados intensivos con el aviso a los padres que igual deberían intubarla. Doce horas después les comunicaron el deceso de su hija.

Demanda

Los abogados de los progenitores investigan si se trata de “un delito de homicidio por imprudencia profesional grave”. Sospechan que la niña podría haber sufrido una infección bacteriana no detectada. De hecho, afirman que nunca se le llegó a hacer las pruebas que indicó la pediatra.

Los padres acusan a los hospitales y médicos de “no realizar ninguna prueba para saber de dónde venían los síntomas”. “Con una analítica se habría detectado”, aseveran. Ambos centros apuntan que no han recibido ninguna denuncia y lamentan la muerte de la bebé.