Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La madre de Ana Obregón, Ana María, sale del hospital / EP

[VÍDEO] La madre de Ana Obregón recibe el alta médica

Ana María, de 90 años, sale del centro médico tras una semana y ya se encuentra en su casa con su marido y familia

2 min

Tras una semana, en el hospital, Ana María, la madre de Ana Obregón ha recibido el alta hospitalaria y se recupera en su domicilio, junto a su familia.

Durante toda la semana pasada, la bióloga y sus hermanos Javier, Amalia y Celia García Obregón visitaron a la nonagenaria en el centro, preocupados por su salud. Todos ellos atendieron a la prensa y salieron al paso de los rumores.

Silencio de Ana

Bastante tranquilos y animados, los familiares confesaban que había sido un "susto" y que su madre se encontraba "mucho mejor" y se recuperaba satisfactoriamente. Pero quien peor lo llevó fue la presentadora.

En sus visitas se la volvió a ver de luto absoluto por la muerte de Aless Lequio, destrozada, y sin hacer declaraciones a la prensa. De eso, se encargaban sus hermanos, ella, se expresaba a través de sus perfiles sociales.

Momentos duros

“Para mí , volver a ese hospital ha sido como una vuelta al infierno rememorando los últimos meses que pasé allí viendo sufrir a mi niño”, señalaba el pasado lunes al compartir una foto con su madre.

Este domingo, pocas horas antes de que su madre saliera del hospital compartía otra imagen del verano del 93 con ella y cinco de sus 11 nietos, así como otra de la juventud de su progenitora.

En casa

Este lunes al mediodía, la mujer, de 90 años, abandonaba la Clínica Ruber Internacional en un taxi para evitar que se la viera, ya que es muy coqueta. Poco después, llegaba a su domicilio e hizo que el taxi la dejara dentro del garaje para pasar desapercibida.

Ana María descansa ahora en su casa con su marido, Antonio García, y varios de sus hijos, completamente volcados en el cuidado de su madre, a la que adoran. Por su parte, Celia y Amalia, sí se dajaron ver a la salida del centro médico y aseguraron que su está "muy bien". Ana guarda silencio.