Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Adara Molinero y Cristina Porta / MEDIASET

[VÍDEO] Adara Molinero y Miguel Frigenti, a los gritos con Cristina Porta y Luca Onestini

La noche de las cuentas pendientes de 'Secret Story' acaba en enfrentamiento entre los concursantes enemigos

3 min

La noche de cuentas pendientes de Secret Story se preveía intensa y llena de enfrentamientos. Y así ha sido para casi tados, pero en especial para Luca Onestini y Cristina Porta.

La pareja ha visto como los cuatro expulsados que entraron en la casa --Julen, Miguel Frigenti, Adara Molinero y Lucía Pariente-- tenían varias cosas a decirles. Todo reproches.

De menos a más

El primero ha sido Julen, que sólo ha discutido con la periodista, pero sin llegar a los gritos. Peor ha sido el momento en el que la madre de Alba Carrillo ha entrado a cantarle las cuarenta a ella y al italiano. El programa ha tenido que parar la situación después de que Pariente no dejara hablar a ninguno.

El plato fuerte estaba por llegar. La pareja ha visto como entraban después sus máximos enemigos, Adara y Frigenti. Todo ha salido según lo previsto, no se han entendido para nada y los gritos han sido la tónica habitual.

Palabras clave

Pese a que en un primer momento Cris esperaba que Miguel se hubiera “dado cuenta” de cómo se comportó con ella, el colaborador de Sálvame le ha reprochado críticas que le ha hecho a él a lo largo de la casa. Esto ha provocado que Onestini saltara y el diálogo se ha acabado.

Por segunda vez en esta semana el italiano ha odio que le tildaban de machista. En esta ocasión, por llamar stronza (mierda, en italiano) a Adara. Un hecho que ha enfurecido a Luca. Tanto que el programa ha ido a publicidad.

Sin tregua

Durante el descanso la discusión ha continuado y al volver Jorge Javier Vázquez ha puesto reglas para que se escuchen. No ha sido así. Sólo se ha podido escuchar a Luca gritar que no iba a permitir que se le llamara machista porque la gente machista le da “asco”. Palabras que no se han creído sus enemigos y que ha provocado irse a los gritos una vez más.

La única manera de detenerlos ha sido poner un vídeo resumen de la relación de ambas concursantes. Pero tampoco ha servido de nada. Porta le ha dado el turno de palabra a Adara y esta apenas ha escuchado.