Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Tamara Falcó y Inigo Onieva /HOLA

Tamara Falcó está enamorada y no es de Dios

La hija de Isabel Preysler ha sido fotografiada en compañía de su nuevo novio, un joven de 31 años muy bien posicionado

3 min

La hija más polifacética de Isabel Preysler está enamorada. A muy pocas horas de que Tamara Falcó aparezca en el BOE como nueva marquesa de Griñón, la colaboradora de televisión tiene una nueva ilusión. Y es que desde hace unos cuantos meses, nuestra cocinera favorita habría iniciado una historia de amor con un joven ocho años menor que ella.

Una relación que daba comienzo en los meses más complicados de Tamara después de que perdiera a su padre --Carlos Falcó-- como víctima del coronavirus

Tamara se olvida de querer ser monja

Aunque todavía no hay confirmación oficial, la que en su día quiso ser monja estaría saliendo con Iñigo Onieva. Un atractivo madrileño, de 31 años, ingeniero técnico, que ejerce como diseñador de coches. El chico en cuestión, moreno, alto y muy musculado, es hermano de la actriz Alejandra Onieva e íntimo amigo del primo de "Tami", Álvaro Falcó.

En resumidas cuentas, el nuevo novio de Tamara es un joven de bien y de buena familia, puesto que su padre es un pez gordo de los hoteles que la cadena Barceló tiene en México.

Isabel Preysler ya conoce a Iñigo

La revista ¡Hola! ha sido la primera en obtener imágenes en exclusiva de este incipiente noviazgo, después de que los tortolitos hayan sido captados paseando por las calles de Madrid. Bajo el Sol de la villa y corte, Iñigo se ha mostrado de lo más cariñoso con la hija de Isabel Preysler. Pese a que todavía no hay documentos gráficos con un beso, los rumores sobre el noviazgo se han acrecentado en las últimas.

Sin embargo esta no es la primera vez que los enamorados se dejan ver juntos. Hace muy pocos días, Iñigo y Tamara asistían a la inauguración del restaurante del Hotel Four Seasons de Madrid. Además, fuentes cercanas a Tamara, aseguran que la cocinera ya habría presentado a su nuevo chico a la reina de corazones y que la Preysler, lejos de darle un simple aprobado, estaría encantada con él.