Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La DJ Sofía Cristo EP

Sofía Cristo sale al paso de las críticas tras sus operaciones estéticas: "“Me importa una mierda"

La DJ se somete a varios retoques y aparece con la cara hinchada y vendada en una conocida publicación

3 min

Tras verla con su madre y Bertín Osborne en Mi casa es la tuya, Sofía Cristo se ha puesto en manos de profesionales de la cirugía estética y se ha hecho unos retoques en la cara y está irreconocible.

Los quioscos se han despertado este miércoles con la imagen de la DJ con una venda compresora que le rodea el rostro hinchado y los pómulos salidos. Una foto que evidencia que el tratamiento es bastante reciente.

Operaciones varias

Cristo se habría sometido a varias operaciones a la vez. Por un lado, ha querido mejorar la flacidez de su cara con lo que se conoce como un FaceTite para ganar vigor en el rostro. Asimismo, ha suavizado las marcas del acné, se ha quitado la silicona que se puso en los labios y extraído grasa de la papada. Una remodelación completa.

Las redes se han llenado de comentarios de todo tipo acerca del nuevo aspecto de hija de Bárbara Rey. Su aspecto desmejorado es propio de los retoques y los detractores de los mismos han salido en tropel a criticar.

Sofía habla

Mujer con carácter y muy activa en Instagram, Sofía no ha tenido problemas en responder a todos estos mensajes cargados de mala leche. La primera en recibir ha sido la propia Semana. “Me importa una mierda la portada de esa revista con tan mala hostia de mi posoperatorio. Ha sido casi gracioso”, indica. Y a los haters les ha lanzado este dardo: “Entiendo que hay gente que llena su vida con los cotilleos de otros porque no cuidan sus propias vidas”.

Tras estas palabras, la coach para dejar adicciones se muestra muy tranquila y orgullosa tras sus operaciones estéticas y advierte a los que la critican de que cuando se “haya recuperado y esté aún más bella” con una “cara fina y definida” y una “boquita de piñón” ellos seguirán “cotilleando mierda”. Y es que está convencida de que, cuando todo se ponga en su sitio ella seguirá “haciendo lo que más me gusta, ganando pasta, disfrutando de mi familia y encima siendo un pivonazo”.