Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Samira Jalil en 'La casa fuerte' / MEDIASET

Samira Jalil se derrumba al explicar que su hermana vive en una chabola

La concursante de 'La casa fuerte' se enfrenta al 'Espejo del alma' y desvela la parte más dura de su vida

3 min

Samira Jalil se enfrentó en la última gala de La casa fuerte al Espejo del alma y se sinceró por completo con sus compañeros y la audiencia sobre los momentos más complicados de su vida

Al aparecer la primera palabra en el espejo, soledadla concursante empezó a llorar. “He sido y soy una mujer que se ha aferrado a lo primero que ha pasado, buscando un poco de cariño, por el miedo a la soledad y al fracaso”, arrancaba Jalil. “Por mi personalidad me he sentido sola, pero por parte de la herencia que me ha dejado mi madre, que son mis hermanos, no he estado nunca sola”, anadía.

Miedo a la muerte

“He aprendido a perdonarme, porque estamos hechos para cometer errores y no somos máquinas perfectas”, dijo sobre la palabra perdón. “Aprendí a dejar de castigarme tanto por las cosas que hago”, explicó entre lágrimas.

Pero era con la palabra muerte con la que la concursante se derrumbó del todo. “Con esta palabra me dan ataques de ansiedad. Desde que murió mi madre tengo un miedo terrible a perder lo que más quiero, que son mis hermanos”, aseguró Samira. Además admitió haberse estado tratando para aceptar más cosas. “La vida es injusta y a veces se van personas que no tenían que irse”, confesó totalmente rota.

Construir una casita

Samira mencionó estar muy unida a su familia, pero también comentó que se sentía mal porque en situaciones los había dejado de lado por estar “con el macho de turno” que le aportaba “cariño”. Un error que aseguró que no volvería a cometer

Además, la concursante reveló que quería ganar el dinero del premio de La casa fuerte para su hermana. “Esto ellos no lo saben, pero uno de los deseos es construirle una casa a mi hermana en Argentina porque vive con mis cinco sobrinos en unas condiciones que no se merecen”, explicó, ya que su familia vive en una chabola. “Quiero el dinero para construirles una casita pequeñita, donde duerman calentitos y sin ratas”, desveló.