Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Flores llora en televisión / MEDIASET

Rocío Flores, al borde del llanto cuando habla de Antonio David y Olga Moreno

La joven trata de mantener la compostura y estalla en directo: "Lo estoy pasando muy mal"

3 min

Todas las cartas ya están sobre la mesa. Antonio David Flores ha confirmado su separación con Olga Moreno y Rocío Flores, minutos después, ha roto su silencio y se ha mostrado de lo más frágil ante la noticia.

La familia parecía totalmente desaparecida desde que hace nueve días estallara la bomba. La joven no atendía a los medios ni aparecía en los platós. Este 29 de octubre regresó a El programa de Ana Rosa y se ha roto.

Precavida

Ro no quiso entrar a debatir sobre todas las especulaciones que han circulado al respecto. "A mí me vais a perdonar, pero es una cosa que es de ellos”, apunta.

“Yo voy a seguir respetando la decisión que ellos tomen y me voy a mantener al margen si confirmar o desmentir una noticia de la que ellos son los protagonistas. Me voy a mantener al margen", subraya.

Al borde del llanto

La intención inicial, en todo caso, se desmoronaba. Los ojos se le humedecieron y tuvo serias dificultades para contener el llanto. "Me siento un poco mal porque llevo muchos días que todo el mundo me está llamando y entiendo que me preguntéis, pero es algo que a mí no me corresponde hablar", insiste la colaboradora.

Lo máximo que ha confirmado de cómo están todos es esto, que simplemente “están”. Sobre si viven ya en casas separadas, sólo ha confirmado que el exguardia civil sigue en el domicilio familiar. Nada si ella se ha mudado a Marbella.

Unidos pese a todo

Lo que parece claro, al menos por el momento, es que ella apuesta por tener una buena relación tanto con su padre como con Olga. "Ante todo somos una familia y lo vamos a seguir siendo independientemente de lo que pase con un matrimonio. Pero vamos, indiscutible. Es lo único que tengo claro", defiende.

Más allá de eso, no quiere meterse en estos asuntos. “No quiero pronunciarme de algo que no me corresponde. Que sean ellos los que tomen las decisiones que tengan que tomar y que digan lo que tengan que decir. Respeto las decisiones que ellos tomen", insiste.

Sobrepasada

Por lo que respecta a ella, Rocío reconoce que lo está “pasando muy mal”, sobre todo, "por la presión de lo que ha soportado en el último año. Me veo sometida a una tensión constante y al final exploto", lamenta.

Pese a la insistencia Flores no ha confirmado ni desmentido nada. Eso ya lo ha hecho su padre. "No hace falta que venga aquí y lo diga, pero entrar en confirmar algo que no me corresponde no lo voy a decir", sentencia.