Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La periodista Mila Ximénez / MEDIASET

Preocupación por el estado de Mila Ximénez tras sus últimas declaraciones

Los seguidores y amigos de la presentadora están algo consternados por sus mensajes publicados en redes

3 min

La siempre combativa Mila Ximénez muestra en los últimos días su cara más amable, tierna e incluso melancólica. Un aspecto que, si bien ha dejado salir a veces, preocupa.

En los últimos días, y tras su defensa acérrima de Kiko Rivera, la periodista ha publicado unas imágenes acompañadas de unos textos en los que muchos han visto algo negativo.

Mila Ximénez recuerda a sus padres / INSTAGRAM
Mila Ximénez recuerda a sus padres / INSTAGRAM

Fiestas atípicas

Todo empezó el día de Reyes, cuando compartió una foto de sus padres con la que les agradecía “haber conseguido que viviéramos en la magia tantos años, mis hermanos y yo deseando que amaneciera”. “Os echo muchísimo de menos”, confiesa.

Los mensajes de apoyo se sucedieron sin cesar. Todo apuntaba a que era un día especial y por ello el recuerdo familiar. Pero una semana más tarde, la nostalgia se ha apoderado de Mila.

Más íntima

Este lunes, la colaboradora de Sálvame publicaba una fotografía en la que aparece totalmente risueña, con sus hermanos, en una estampa familiar que desprende alegría. “Os hecho tanto de menos”, asevera con muchos emoticonos de lágrimas.

Estos arrebatos de ternura tan seguidos ya han despertado las sospechas. Hay quien asegura que la enfermedad ha puesto más sensible a la periodista y que tiene días en los que está más débil anímicamente. Ella mismo lo admite.

Mila Ximénez, con sus hermanos / INSTAGRAM
Mila Ximénez, con sus hermanos / INSTAGRAM

Sin réplica

Pese a todo siempre están los críticos que no descansan de recordarle a Ximénez su versión más cañera en el programa de Telecinco o los ataques a los famosos. “Te falta empatía para estar en la tele”, se puede leer entre los comentarios de su última imagen.

La periodista, por el momento, no entra el trapo y guarda silencio frente a este tipo de mensajes. En las redes muestra su faceta más personal, menos agresiva, aunque suscite controversia. Los líos parece dejarlos para los platós.