Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El cantante Naím Thomas / JC

Naím Thomas: “No soy independentista, pero un referéndum me parece lógico"

El cantante y actor vuelve a las tablas con 'Los cuerpos desnudos' y ya prepara un nuevo musical

12 min

Naím Thomas (Premià de Mar, 1980) lleva unos años volcado de lleno en la escena teatral. La música la tiene algo apartada. Asegura que no dispone de tiempo. Además, ahora está volcado en su canal de Twitch.

En la plataforma realiza entrevistas con gente del espectáculo, habla de cultura e incluso hace revisiones de Operación Triunfo. En su caso, primeros visionados, ya que dice que nunca se vio.

Silencios y trayectoria

En la entrevista concedida a Crónica Directo habló de todo ello, menos de la muerte de su compañero de edición Álex Casademunt, quien perdió la vida en un fatídico accidente de tráfico. En cambio, no tuvo problemas en defender su posición respecto a la situación política de Cataluña, ni en hacer un repaso de su carrera.

Afincado en Madrid desde hace años, y lleno de proyectos para el futuro, el catalán empieza narrando en qué consiste la obra que representa en los Teatros Luchanas, Los cuerpos desnudos.

--Pregunta: ¿Qué te animó a hacer la obra?

--Respuesta: Conocía a Víctor [Páez] y Zoraida [Ballesteros], con los que coincidimos en microteatro y me pasaron el guión. Me pareció superinteresante, porque es algo que no te esperas, te hace el truco del trilero. Es una pareja y un misterio señor al que ella acude para que mejore su futuro.

--¿Es una mezcla entre Fausto y Una proposición indecente?

--Es más el tema de Fausto y del poder y su erótica. Pero también es muy cinematográfica, a veces me la imagino rodada por David Fincher.

--¿Y ese título?

--Por la concepción del artista. El se niega a pintar cuerpos desnudos porque asegura que éstos no tienen alma, sino miedo. Y la trama gira en torno a un cuadro y el cuestionamiento de sus principios. El prefiere ser fiel a ellos y no venderse.

--¿Tu te has encontrado en situaciones así?

--Sí, a los 20 años era improstituible en términos artísticos, pero con el paso de los años se entiende la frase de Groucho [Marx]. Creo que el artista a veces se emperra demasiado en sus principios. A veces, nos olvidamos de que el arte no solo es protesta ni buscar la reacción de la gente, no sólo es enriquecedor del alma también es entretenimiento. Tenemos que seducir para concienciar y atraer a otro público que no esté atraído por el arte.

--Empezaste tu carrera como actor, luego se te conoció por tu faceta de cantante, volviste al teatro… ¿te sientes más una cosa que la otra?

Me siento parte de las dos. Creo que es una barrera que tenemos que romper. Es cosa de formación. Es curioso que a un cantante se le cuestione cuando actúa que a un actor cuando canta. Adrián Lastra o Inma Cuesta salieron de musicales y han demostrado que son muy solventes. Creo que hay que quitarle hierro.

--¿Entonces diste un giro?

--No es una cuestión de giros, sino de qué me apetece hacer. Yo de pequeño hacía audiovisuales, pero hice una versión de Mirall trencat de Mercè Rodereda dirigida por Calixto Bieito y, a partir de allí, no pude parar.

--Y de repente, la vida te llevó a Madrid. ¿Echas de menos Cataluña, tu empezaste en series de TV3?

--Echo de menos mis amigos y cuando voy soy muy feliz. Estuve con 40. El musical y Rouge Fantastic love, que después acabó como el rosario de la aurora.

--¿Por qué?

--No pagaron a nadie, concurso de acreedores... Yo todavía no he cobrado un duro. Si te metes en teatro que sepas como funciona, si no, no te metas.

--¿Te pasó mucho?

--No. Fue la primera y la última.

--Y ahora desde Madrid, ¿cómo ves la situación en Cataluña?

--Como el culo. Mal. Yo no soy independentista, sí me parece lógico que se haga un referéndum, una votación. Se quejan de que es anticonstitucional, pues entonces tenemos un problema, la Constitución, que es de 1978 y estamos en 2021. Si queremos que la sociedad avance debemos cambiar cosas que nos aten, porque se ha avanzado mucho. Los vericuetos legales no son cosa mía. Estaría bien que se votara, la democracia es eso. El riesgo que corre Cataluña es autofagocitarse. Ahora mismo, teatro, publi y ficción está en Madrid. Barcelona cuando era pequeño era teatro, publicidad, se rodaban proyectos internacionales. Visité Barcelona en 2018 y tuve la sensación de que se había entretenido demasiado en algo que, quizás, le ha hecho ir para atrás. Y hay poca gente que quiera más a Barcelona que yo. Pero bueno, soy apolítico.

Naím Thomas y Zoraida Ballesteros en 'Los cuerpos desnudos'
Naím Thomas y Zoraida Ballesteros en 'Los cuerpos desnudos'

--Ahora vuelves a las tablas pero en plena pandemia. ¿Te da miedo?

--Te subes con los riesgos que conlleva, pero sin miedos. En tren, un metro o una fiesta hay más riesgos que en un teatro que respetan a rajatabla las medidas. Cuando ves las polémicas por el concierto de Love of Lesbian piensas, chicos, esta gente también tiene que comer. Hasta que estemos vacunados es el futuro: mascarillas, PCRs…

--¿Y cómo has vivido este año del Covid?

--La verdad que vivo en una zona bastante aislada, de unos 6.000 habitantes y cuento con un patio. Tenía el aire libre a la que abría las ventanas. Lo que me venía a la cabeza eran mis amigos que viven en el centro en pisos de 30, 40 o 50 metros cuadrados. A nivel psicológico creo que ha sido lo más duro. Lo veo con mi niño de 3 año que veo que les afecta, sobre todo en temas de habilidades sociales. Van a estar más unidos a sus padres, pero igual socialmente serán más torpes.

--¿Te inspiró, al menos, para componer?

--Me alegra de que se produjera mucho en pandemia, pero ya. Tampoco tengo tiempo de componer. En un mes sólo he tenido un día libre. Tienes que estudiar, ensayar, me metí a Twitch y me lo tengo que preparar, he llevado a gente muy guay como Lucía Gil, Diana Navarro, Blas Cantó. Pero quiero ofrecer un contenido más adulto.

--¿Es que se ve algo frívolo?

--La guerra chimpancé es un canal de literatura, los hay de ciencia, el de Ángel Martín, Gerard Romero tiene uno y entrevistó a Luis Suárez. Hay cosas interesantes y puedes dar valor añadido. Que sí, que hay señoras en sujetador hablando de cosas y gamers… Pero yo estoy supercontento y para mí ha sido una válvula de escape. Hago revisiones de OT, entrevistas, historias con un piano…

Naím Thomas y Fran Abellán en 'Los cuerpos desnudos'
Naím Thomas y Fran Abellán en 'Los cuerpos desnudos'

--¿Cómo son esos momentos de revisar OT?

--Pues nunca he visto ninguna gala, 20 años después las estoy viendo por primera vez.

--¿Cómo las ves, entonces?

--La primera, un coñazo, larguísima. Y no te voy a mentir, en la gala 0 estuve bien, entre los mejores. Yo pensé que fui un desastre. Era la primera vez que cantaba en mi vida. Mi padre sí.

--¿Por qué te apuntaste?

--Yo no fui. Fue mi madre. Llamó ella porque mi padre un día me escuchó y le dijo que igual podía hacer algo. De repente, me llaman y no sabía que era. Le di una bronca a mi madre en plan “yo no quiero ser David Civera”, que por aquel entonces estaba de moda.

--¿Qué precio pagaste?

--Precio se paga siempre. Pero de lo que estoy orgulloso es que a mi no se me ha comido el personaje. Todos tenemos uno y lo cultivamos, pero si es demasiado se vuelve tu con lo vacuo y superficial. Mi decisión es alejar la persona del personaje o que la persona se coma al personaje. Lo único que me interesa ahora es la verdad, y la verdad escénica es maravillosa. Si un personaje es tu persona, pero es más verdadero. Eso no implica que no vaya a cambiar, pero creo que es honesto. Veo que hay mucha cosa prefabricada ahora y no me interesa. Pero, de repente, te encuentras a gente maravillosa como Ana Castillo. Es una de las razones por las que Beyoncé no me dice nada y es una cantante excelsa y canta como Dios. Es un espectáculo, pero ya.

--¿Todavía te paran por la calle?

--Sí, mucha. Ahora con la mascarilla no tanto. ¡Y han pasado 20 años!

--¿Y qué proyectos tienes ahora?

--Aparte de ir de gira con Los cuerpos desnudos. El 9 de abril estreno Hollywood en el Teatro San Pol, un espectáculo teatral-musical que cuenta una historia que entrelaza las mejores canciones de la historia del cine. A parte de esto, sigo con los directos de Twitch las tardes de lunes, miércoles, jueves y viernes. Por suerte en teatro va bastante bien.

--¿La música la tienes apartada?

--¿Cuándo la hago? No tengo tiempo.