Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Melyssa rota de dolor en 'La isla de las tentaciones' / TELECINCO

Melyssa estalla y se quiebra en 'La isla de las tentaciones'

La joven fue víctima de un estado de enajenación mental tras ver a Tom proponer un trío a dos de las solteras

Jordi Nieto
4 min

La primera hoguera de las chicas fue mucho peor de lo que imaginaban. O eso es lo que le parecería a Melyssa Pinto, la joven catalana, pareja de Tom, que estalló en un brote de ira y rabia, tras presenciar cómo eran las actitudes de su chico en la Villa en compañía de las solteras. Y es que el joven no parece estárselo pasando nada mal en la Isla. Al contrario, el empresario está de lo más disfrutón con las tentadoras: masajitos con muy poca ropa, mucho tonteo en la piscina y chupetones en el cuello, son tan solo algunas de las acciones que lleva a cabo el chico para no aburrirse.

Unas imágenes que la extronista no podía soportar y que la llevaron a arrancarse a correr por la playa, hasta tirarse al suelo para enzarzarse a puñetazos con la arena, mientras que soltaba toda una serie de improperios contra su chico.

Propuesta de trío

Una escenita a la que rápidamente acudieron sus compañeras al rescate. Instantes después, una Melyssa algo más calmada, volvía a acudir al set de rodaje para pedirle a Sandra que le mostrara todo el contenido. Y efectivamente, hubo más imágenes para ella.

¿Qué fue lo que encontró? Pues un Tom absolutamente desatado, proponiendo un trío a dos de las solteras tentadoras. "Os podéis meter desnudas en mi cama" las alentaba, el emparejado. Una situación de lo más tórrida que volvió a sacar a Melyssa fuera de sí y que la condenó a vivir como un alma en pena durante las siguientes 48 horas.

Alma en pena

Ni comía, ni bebía, ni dormía. Melyssa se encontraba muerta en vida, devastada por la inédita secuencia que había presenciado. Fueron muchos los momentos en los que se vio a la joven catalana tirada en el suelo de su habitación, llorando desconsoladamente y maldiciéndose por haber conocido a Tom. Un hecho de lo más preocupante con el que la audiencia respondía a través de Twitter solicitando la presencia de un psicólogo.

Mientras sus compañeras intentaban evadirla de semejante bache, Melyssa trazaba un plan para escaparse de la casa y plantarse frente a Tom. "He intentado trazar un plan para escaparme, pero las cámaras me siguen", confesó la muchacha a Melodie.

La huída

Lo que parecía que había sido una locura fruto del estado de enajenación mental que sufría la influencer en su cabeza, acabó convirtiéndose en una realidad. Melyssa se escapaba de Villa Playa y se desplazaba hasta Villa Montaña. Algo de lo que instantes después se percataron sus compañeras, pero... Melyssa ya se había ido.

La protagonista de la fuga irrumpía en la casa de los chicos, al grito de "¡Tom Bruce, hijo de la gran puta!" rompiendo el buen rollito que reinaba en el ambiente en una noche de fiesta en la piscina. Algo que dejó totalmente desconcertado a Tom y al resto de ocupantes de la casa que no entendían a qué se debía semejante arrebato, mientras él se excusaba con su acento de guiri mediante un "Cálmate, no he hecho nada. Yo te quiero".