Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Kiko Hernández y Alejandra Rubio / EP

María Teresa Campos logra unir a Kiko Hernández y Alejandra Rubio

La reina de las mañanas ha organizado una comida en su casa en la que ha reunido a otros famosos como Rocío Carrasco o Belén Rodríguez

3 min

¿Reconciliación entre Kiko Hernández y Alejandra Rubio? Es bien sabido la enemistad que separa al colaborador y a la nieta de María Teresa Campos. Sin embargo, ha sido precisamente la reina de las mañanas la que ha conseguido unir a dos de las personas más importantes de su vida en una comida. 

Según ha publicado la revista Semana, ambos han sido fotografiados a la salida de la casa de la veterana presentadora tras una velada que ha organizado para un reducido círculo de amigos. Un encuentro que se produce tan solo cinco días después de que la joven criticase a Hernández en su entrevista en el Deluxe con Terelu Campos.

Enemigos

"No entiendo que tengas amistad con gente que no te quiere. Algunos colaboradores de Sálvame son muy dañinos. Kiko Hernández, por ejemplo, no te quiere", le advertí a su madre. Alejandra cree que Kiko les ha hecho "mucho daño" al clan Campos en general y considera que "él sobrepasa el papel que muchos tienen en televisión".

Así las cosas, la nieta de María Teresa Campos lo tiene claro: "Para mí, es una persona que no quiero tener a mi lado. No quiero tener relación con él, no me aporta nada como persona". Sin embargo, ahora han coincidido en la misma casa. ¿Lo habrán hecho por la persona que tienen en común o porque realmente se han reconciliado?

Más invitados

No obstante, no han sido captados juntos a la salida de la casa de la periodista. Mientras que el colaborador de Sálvame salía de lo más sonriente con su nuevo injerto capilar, Rubio lo hacía cabizbaja y pendiente del móvil todo el rato.

Pero ellos no han sido los únicos que han asistido a esta comida de verano. También han estado presentes Rocío Carrasco y Fidel Albiac, muy amigos de la presentadora, y Belén Rodríguez, que se ha fundido en un cariñoso abrazo con Hernández. ¿Lo habrá hecho también con Alejandra?