Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La cantante Maren / CEDIDA

Maren: "Un problema de la música son las comparaciones, y los concursos no hacen ningún favor"

La cantante hace balance de sus primeros años en el sector con su disco 'Margaritas y Lavanda' tras su participación en 'La Voz Kids'

13 min

Maren tiene solo 19 años, pero tiene muy claro qué camino quiere seguir. La cantante lanzó su primer disco, Margaritas y Lavanda, hace un año, después de su participación en La Voz Kids 2017. Un trabajo de 10 canciones que combinan la elegancia y la sencillez y que fue un soplo de aire fresco para la escena indie actual. La artista bilbaína se encuentra de gira estival y participará este viernes, 5 de agosto, en el festival Petit Paradís de Tossa de Mar.

La cantautora arrancó su carrera como artista independiente y ya se ha encontrado con algunas dificultades: "No tienes todo el presupuesto que querrías y no tienes los medios para hacer todo lo que te gustaría". No obstante, tiene más libertad a la hora de crear sus canciones. "Tener el poder de decisión de todo también te da una tranquilidad gigante", asegura en una entrevista con Crónica Directo.

--Pregunta: ¿Qué podrá encontrar la gente en su concierto en Tossa de Mar?

--Respuesta: Últimamente estamos haciendo sobre todo festivales grandes, de los que la gente va a bailar, y para mí esto es una oportunidad para hacer una mezcla entre ese sonido y también el acústico. Puedo hacer un show más adaptado y que sea más cercano, que no sea tanto de saltar. Será la presentación del disco Margaritas y Lavanda, del EP en euskera que saqué a finales de año y de los nuevos singles.

--Es un espacio íntimo y pequeño.

--Es adaptarlo a un espacio diferente. No es lo mismo tocar en un sitio multitudinario que en un sitio bonito, pequeño y cuidado, y por la parte de la música hay que adecuarlo para que sea perfecto.

--¿Cómo está yendo la gira de verano?

--Hemos tenido ahora seis conciertos en nueve días, que suena a muchísimo y muy agotador, pero han sido tan guais que te daba igual. Ibas cansado, pero la gente estaba a tope y volvías a tener toda la energía que habías perdido por el camino.

--¿Quién es Maren y cómo es su proyecto?

--Soy una chica de 19 años que empezó a escribir canciones muy joven para asimilar la vida y las cosas que me pasaban, como una manera de jugar. Me gusta tanto lo que hago, que le dedico toda mi vida a ello y creo que cada día voy haciendo un sonido más mío. Los conciertos son un poco la explicación de todo lo que venimos haciendo y hacia dónde vamos.

--Su último sencillo es 'Ojalá no sea verdad', ¿cómo lo ha recibido la gente?

--Esta canción era complicada porque ya sabía que es diferente, que es muy machacona. Pero es que habla de una cosa que para mí fue horrible, como una pesadilla, y me gustaba que la canción de alguna manera fuese pesadillesca, que te taladrara el cerebro.

--¿Qué pesadilla explica?

--Estaba de vacaciones hace un año en Francia y me llegó un burofax en el que me daban cinco días para cambiarme mi nombre. Yo me llamo Maren en el DNI también, no solo artísticamente, y me negué. La cuestión es que todo era muy rocambolesco, me ponían como una delincuente. No me lo podía creer. Yo solo pensaba: “Ojalá no sea verdad”. Por eso lo viví como una pesadilla.

--¿Se pudo arreglar?

--Sí, me negué y ya está. Además, estaba redactado de una manera en la que podíamos ir en su contra porque se veía que estaba hecho de mala fe, entonces aquello no iba a ninguna parte.

La cantante Maren
La cantante Maren / CEDIDA

--¿Por qué arriesgó por un sonido tan diferente?

--Cuando hago las canciones tampoco estoy pensando en hacerlas más diferentes, simplemente tiramos por donde nos parece que tienen que sonar. Yo hago una demo en mi casa de lo que creo que debería sonar y luego se lo paso a mis productores, que le dan su propia interpretación. Nunca pensamos antes cómo queremos que suene. Y creo que, si hiciese cosas más metódicas, no me lo pasaría tan bien y no me sentiría tan identificada con lo que estoy haciendo. Ya sé que no es fácil dedicarse a la música y menos haciendo lo que te da la gana, pero es lo que a mí me gusta. 

--¿Se implica en todos los procesos de su proyecto?

--Total. Al final, al ser una artista independiente, quieras o no, vas a estar involucrada en todo. Pero a mí me gustan todos los aspectos: escribir las canciones, producirlas, hacer los videoclips, las portadas, las fotos de promoción...

--¿Es complicado ser una artista independiente?

--Creo que lo más difícil es que tú puedes tener muchas ideas, pero no tienes todo el presupuesto que querrías y no tienes los medios para hacer todo lo que te gustaría. Ahí está la complicación. Es un trabajo de no parar ningún día porque tienes que estar presente en todas partes. Pero las ideas y energía para hacer todo lo que podamos nunca se nos acaban.

--Lanzó un EP en euskera, ¿cómo surgió?

--Es mi primer idioma, entonces yo creo que es como mejor me expreso. Mucha gente me ha preguntado si fue un capricho, y sí, lo fue. Era la primera vez que podía hacer un trabajo entero en euskera que fuese consistente en sí mismo. Me hace mucha ilusión que, cuando voy a tocar fuera del País Vasco, la gente se pone a cantar lo poco que se puede saber de las canciones. Mi objetivo era poder llevar mi idioma a otros sitios. La mayoría de mi música será en castellano, pero si tengo este pequeño proyecto en euskera que puedo incorporar y llevar mi cultura a otros sitios, es lo mejor que me podría pasar.

La cantante Maren (2)
La cantante Maren / INSTAGRAM

--Lanzó su primer disco, ‘Margaritas y Lavanda’, hace un año. ¿Qué balance hace?

--Creo que el disco en este año ha ido evolucionando. Aunque cuando tú lo escuchas en Spotify suena igual, en directo se ha ido adaptando a la evolución que he tenido yo misma. Simplemente vas cambiando la manera de interpretar y entender las canciones. Creo que fue un punto de partida muy guay para seguir haciendo lo que estamos haciendo. Yo estaba muy contenta en su momento cuando lo saqué y sigo estándolo, y eso es una prueba de fuego.

--¿En qué momento artístico se encuentra?

--Ahora con los conciertos es más complicado componer porque estás de aquí para allá, pero me gustaría cuando acabe el verano sacar alguna otra canción y alejarme un poco, aunque sea durante un single, del rollo tan festivalero que estábamos haciendo. Me gustaría que llegara septiembre y tener una pausa, un momento de calma, para preparar lo que será lo siguiente.

--¿Le inspira la gira y estar en movimiento?

--Cuando veo a gente joven que está de gira, pienso que es muy guay, pero cuando tengo muchos conciertos seguidos veo que es muy cansado. Luego piensas que la gente lo estará viendo igual que tú ves a los demás e intentas romantizar tu propio trabajo. Eso te da mucha tranquilidad y te hace apreciarlo. Cuando estás metido en todo ese estrés no te das cuenta, pero cuando haces una pausa ves lo que te está pasando, estás más agradecido.

--En su primer EP tenía solo 14 años, ¿qué ha aprendido desde entonces?

--Cuando grabé el primer EP tenía un poco las ideas de hoy con Margaritas y Lavanda como concepto de sonido, pero era tan pequeña que tampoco sabía cómo comunicárselo a los demás para que me ayudasen a conseguirlo. Fue más por probar, grabar en un estudio y hacer por primera vez muchas cosas. Para mí fue genial, lo escucho todavía y creo que tenía sentido en su momento, aunque no se parezca a lo que estamos haciendo ahora. Fue un buen primer contacto con la industria para hacerlo tranquilamente sin querer convertirme en una estrella ni nada de eso.

La cantante Maren (3)
La cantante Maren / INSTAGRAM

--Participó en ‘La Voz Kids’. ¿Volvería a otro programa de televisión?

--Qué va, hace poco me propusieron una cosa y ni me lo planteé. A mí lo que más me gusta de la música es poder coger las cosas que me pasen a mí y transformarlas y poder interpretarlas, darle un sentido a todo. En un programa te dicen lo que tienes que hacer y te juzgan en comparación a otros. Ese es un problema muy grande que tenemos en la industria, las comparaciones y los piques, y creo que los concursos no hacen ningún favor a ello. Tendríamos que llevarnos bien todos porque cada uno hace lo que tiene que hacer. No me gusta ese tipo de formato de quién es mejor y peor.

--¿Qué aspiraciones tiene para el futuro?

--Me gustaría sacar un segundo disco, pero quiero tomármelo con calma de momento. Quiero irme a Londres a estudiar producción musical en Abbey Road, y asentar ya del todo las ideas que pueda tener para llevarlas a cabo. En general creo que he tenido un crecimiento natural, no es nada forzado, tiene sentido en su momento y, cuando vaya pasando el tiempo, nos iremos dando cuenta de qué rumbo vamos a tomar. De momento yo creo que haré una extensión de Margaritas y Lavanda hasta que vea un punto de partida diferente y vea que podemos empezar otra cosa. Tener el poder de decisión de todo también te da una tranquilidad gigante. Ahora quiero hacer, pero si mañana no, no estoy atada a nadie. Gracias a eso, no se crea claustrofobia o manía a algo que te gusta tanto.