Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La periodista Lydia Lozano MEDIASET

Lydia Lozano recibe el alta y explica cómo se encuentra

La periodista da todos los detalles sobre su estado de salud: "Se habían encontrado todo peor de lo que se esperaban”

4 min

Lydia Lozano ya ha pasado por el quirófano. Lo anunciaba ella misma el lunes pero desde entonces poco se sabía sobre su estado de salud. Hasta este jueves, cuando ha recibido el alta y se ha acercado a los periodistas para hablar de su situación.

La periodista tuvo que ser operada “de urgencia” porque, desde hace un mes, se le duermen las manos. Un problema derivado de un “aplastamiento de la médula”.

Nerviosísmo

Poco más se sabía, sólo que ella estaba muerta de miedo y que esperaba poder volver pronto a trabajar. “Si me dicen que a los tres días puedo volver, vuelvo”, advertía el lunes, aunque no será fácil, “no puedo hacer muchas cosas, no puedo coger peso, me tengo que cuidar bastante”.

Por el momento, ya han pasado dos días desde que pasara por el quirófano y poco se sabía de cómo fue todo. Sólo que los médicosse habían encontrado todo peor de lo que se esperaban”. Unas declaraciones que preocuparon a sus fans.

Lydia habla

Ante esta situación, su compañero Kiko Hernández reveló algo que todavía no se sabía. Su estado real, ya que habló con ella el mismo martes. Asevera que está “dopada” por la anestesia y aun así está dolorida. Unas palabras que corroboró el director del espacio.

Poco después fue la misma Lydia quien llamó al programa para dar más detalles. “La noche la he pasado fatal, ayer me doparon tanto que por la noche estaba súper despierta y con dolores”, ratificaba.

Todos los detalles

Lozano tuvo que recibir medicación para calmar sus nervios “me dijeron que así no me podían operar porque tenía que estar quieta”. Y es que la intervención no requiere anestesia general, pero el miedo que sentía hizo que la tuvieran que dopar.

Los médicos le han contado como fue todo: “Me he enterado de cómo te operan y te cuelgan de la cabeza una cosa tremenda (…) Me han enseñado el antes y después de las radiografías y no doy crédito. No entendían como aguantaba los dolores”. Pero su único pensamiento era volver trabajo. “Pediré el alta cuanto antes ¡Si he ido a trabajar hasta con una costilla rota!”, sentencia.

Alta médica

Dicho y hecho. La colaborada de Sálvame ha hablado este jueves la prensa que la esperaba a las puertas del hospital. “Con lo del Covid mejor te dicen que te vayas a casa”, apunta.

Una indicación que no le ha molestado, al contrario, dice estar muy “contenta” y sana. Ni siquiera le han recomendado hacer recuperación. “De momento nada, que ande y que haga vida normal”, pero sin esfuerzos.